ZeC exige que la próxima Prestación Aragonesa complemente al Ingreso Mínimo Vital

ZeC presentará una moción en el próximo pleno para defender la necesidad de mejorar este proyecto de prestación complementaria

El grupo municipal de Zaragoza en Común (ZeC) exige que la próxima Prestación Aragonesa complemente al Ingreso Mínimo Vital, proyecto actualmente en trámite en las Cortes de Aragón, y que sea una herramienta “que realmente complemente cualquier ingreso, incluido el IMV, para no dejar fuera a las personas más vulnerables”.

La formación ha advertido de que actualmente el proyecto “corre el riesgo de cometer los mismos errores que el IMV, dejando a gran parte de la población fuera de esta prestación y consolidando, de este modo, grandes bolsas de pobreza”, como ya han denunciado entidades y colectivos sociales como el Espacio de Derechos Sociales y Cáritas, entre otros.

“El Ingreso Mínimo Vital, pese a haber supuesto algunos avances, muestra graves carencias en su capacidad de cobertura y respuesta ante esta situación. En Aragón apenas alcanza a 6.400 familias, de las cuales casi el 70% corresponden a la ciudad de Zaragoza. Esto supone, únicamente, un 24% de las más de 24.000 solicitudes existentes en la comunidad. Más del 60% de éstas son denegadas debido a sus criterios restrictivos para el acceso”, ha comentado la concejala de ZEC, Luisa Broto.

“No tiene ningún sentido que la futura prestación complementaria empeore el actual Ingreso Aragonés de Inserción en cuanto a cuantías, edad de acceso, características de las unidades familiares o deducciones en el cómputo de ingresos”, ha añadido.

El impacto en los ciudadanos y ciudadanas de Zaragoza en situación de dificultad “va a ser enorme, puesto que se suma a las carencias de unos servicios sociales colapsados, faltos de personal, con una línea 900 que vulnera la igualdad y equidad en el acceso a los servicios sociales, y cuya respuesta es meramente asistencialista”, ha apuntado también la edil.

Por ello, ZeC ha exigido que esta futura prestación sea complementaria de cualquier ingreso, incluido el IMV, considerando los ingresos reales de la población en el momento actual, de forma que permita el acceso a la misma desde los 18 años, y mantenga y mejore las condiciones actuales del Ingreso Aragonés de Inserción.

La formación también ha propuesto la prórroga del Ingreso Aragonés de Inserción todo el tiempo necesario hasta que dicha prestación esté regulada y en pleno funcionamiento. Asimismo, ha solicitado que se elimine, al máximo, la burocracia y trabas administrativas para el acceso a la misma, considerándola un derecho únicamente condicionado a la carencia de ingresos.

“Es el momento de ser ambiciosas y diseñar políticas de garantía de ingresos fuertes, que aborden la pobreza de manera clara y dejen la condicionalidad a un lado. La liberación del presupuesto que hasta ahora se destinaba al Ingreso Aragonés de Inserción y que actualmente desaparece, permite ampliar de manera clara la cobertura y el alcance de esta prestación complementaria”, ha subrayado Broto.

La situación derivada del COVID ha supuesto un incremento de la tasa de pobreza en Aragón de entre un 5 y un 8% en el último año. Como consecuencia la tasa de pobreza relativa en la comunidad también se ha incrementado, alcanzando las 245.669 personas, la mayor parte de la población en Zaragoza. “Es el momento de dar alternativas reales que garanticen el derecho a la existencia y que permitan una vida digna y que merezca la pena ser vivida para todos y todas”, ha concluido Broto.

ZeC presentará una moción en el próximo pleno del Ayuntamiento de Zaragoza para defender la necesidad de mejorar este proyecto de prestación complementaria.

Print Friendly, PDF & Email