El Airbnb de las piscinas: un día en una de lujo en Zaragoza por 44 euros/persona

Una de ellas, a 20 minutos del centro de la ciudad, ofrece hasta 5.000 metros cuadrados de jardines

Con las nuevas circunstancias y medidas sanitarias como consecuencia de la pandemia, muchas personas tienen cierto recelo a la hora de disfrutar este verano de una piscina pública, pero tampoco quieren resignarse a no poder disfrutar de un día de baño cuando los meses de julio y agosto dejen temperaturas de 40º. Así, una plataforma permite alquilar una piscina por horas para reunirse con sus familiares y amigos y darse un chapuzón sin miedo al coronavirus.

Así, la plataforma Swimmy ya cuenta con miles de usuarios en España buscando un lugar para relajarse este verano. Según un estudio realizado por la Asociación Española de Profesionales del Sector de Piscinas (Asofap), el total del parque de piscinas en España es aproximadamente de 1,2 millones de unidades. De esta cifra, una abrumadora mayoría (1,018 millones) son piscinas unifamiliares. El resto (121.070 piscinas) son de uso público o colectivo.

En Zaragoza, por el momento, solo hay un par de piscinas disponibles. Una de ellas, a 20 minutos del centro de la ciudad, ofrece hasta 5.000 metros cuadrados de jardines con barbacoa, zona chill-out, hamacas, sofás, equipo de música y múltiples comodidades más. Con capacidad entre seis y 14 personas, su precio es de 44 euros/persona, con descuentos para los menores de trece años.

Una opción más humilde se ofrece por once euros/persona por solo medio día, con una piscina de 27 metros/cuadrados, suelo de madera, tumbonas, barbacoa, y destacando su “total privacidad”.

Pero esta opción está disponible para todo aquel propietario que quiera ofrecer su piscina. El usuario introduce en la plataforma la información relativa a la misma: descripción de la piscina y apuntes sobre posibles extras, como si está climatizada, si tiene jardín, si hay tumbonas, etc.

Print Friendly, PDF & Email