Las obras de la tercera fase de remodelación del paseo Ramón y Cajal de Huesca comenzarán en verano

En cuanto a los cambios más visibles, se pasa de dos viales laterales y uno central a una sola vía central, lo que permite ganar espacio

Una sola vía central, aceras de grandes dimensiones y un nuevo alumbrado son algunas de las modificaciones que sufrirá el paseo Ramón y Cajal de Huesca en la tercera fase de su remodelación. Con una base de licitación de más de 1.700.000 euros (350.000 euros para este año 2021 y 1,4 millones de euros para el año 2022) y una superficie de actuación de 4.000 metros cuadrados, desde el Ayuntamiento se espera que la tercera fase del proyecto, que tiene un plazo de ejecución de 8 meses, esté licitada a principios de julio.

En cuanto a los cambios más visibles para el ciudadano, se pasa de dos viales laterales y uno central, a una sola vía central de 6 metros, 3 metros por carril, lo que permite ganar espacio para el peatón, para el ocio y el relax, además de la inclusión del carril bici protegido y las zonas de cargas y descargas, aparcamientos y un carril de servicio para los establecimientos de la zona.

Como ha explicado la concejala de Urbanismo, María Rodrigo, “tendremos 1.400 metros cuadrados de pavimento de hormigón, lo que significa que más de la mitad de la superficie total está dedicada al acerado”. Además, también se plantarán nuevas especies de árboles y arbustos a lo largo de todo el paseo y se renovará el alumbrado, evitando así puntos oscuros y aumentando la seguridad.

Otra de las cuestiones fundamentales es la renovación completa de todas las redes que se encuentran en el subsuelo. La mejora de la red de saneamiento, la renovación de recogida de pluviales, para evitar inundaciones que se producían en algunos puntos del paseo, y la renovación completa de la red de abastecimiento. También se tratarán otras cuestiones de remodelación importantes, como la red de telecomunicaciones, la red de riego, o la mejora del quiosco de prensa que se encuentra en una de las entradas al paseo.

Además, hay que recordar que la ciudad se encuentra dentro del proyecto “Huesca más inclusiva”, por lo que se ha intentado desde la primera fase, “que todos los elementos de mobiliario urbano, recogida residuos, etc., sean también accesibles”, explicaba la concejala.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, ha destacado que estos últimos trabajos que se llevarán a cabo “cerrarán el eje que conforma el Coso Bajo y el paseo Ramón y Cajal, lo que supondrá la conexión ininterrumpida de dos de las vías más importantes de la ciudad. Un paseo cómodo para el peatón y que amplía las zonas pacificadas”. Con esta remodelación, “hablamos de la nueva movilidad, algo que va más allá del concepto de peatonalización”, ya que dentro de esta nueva movilidad entran y forman parte “las infraestructuras, la digitalización y el uso de nuevas energías”.

Remodelación en Martínez de Velasco 

Durante la presentación de las actuaciones que se van a llevar a cabo en el Paseo Ramón y Cajal, el alcalde de Huesca ha querido adelantar que se tiene previsto actuar de la misma manera en Martínez de Velasco. Se abrirá un proceso participativo amplio durante 2021, para que los vecinos manifiesten cuales son las intervenciones que deben hacerse en la vía.

Asimismo, ha comentado que, según el compromiso públicamente hecho por la ministra de Defensa, es previsible que en 2022 se lleve a cabo el desfile de las Fuerzas Armadas en la capital oscense, y, por lo tanto, “es bueno que el Ayuntamiento no haga intervenciones y obras en entornos que podrán afectar al desfile”, finalizaba.

Print Friendly, PDF & Email