La nueva planta de Sphere en Pedrola estará lista en 2022 y permitirá duplicar su producción

La factoría está basada integralmente en los principios de la economía circular e incorporará criterios de eficiencia energética

La compañía Sphere España se encuentra inmersa en los trabajos para levantar su nueva planta en Pedrola, que estará lista en el primer trimestre de 2022 y que permitirá duplicar la producción, pasando de las 27.000 actuales en la fábrica de Utebo a 50.000. El complejo, dedicado a la producción de bolsas biodegradables y compostables, será uno de los más avanzados de Europa y dará un impulso a una multinacional que en Aragón nació de una empresa familiar en 1962 y que ya va por la tercera generación.

El presidente de Aragón, Javier Lambán; la consejera de Economía y Empleo, Marta Gastón; la alcaldesa de Pedrola, Manuela Berges, y diversos responsables de la compañía han visitado este lunes las obras del nuevo centro, cuya construcción comportará una inversión de 32 millones de euros, tendrá 32.000 metros cuadrados dedicados a la producción frente a los 12.000 disponibles en el actual emplazamiento de Utebo. Ubicada sobre una parcela de 140.000 metros que permitirá llevar a cabo futuras ampliaciones, la factoría está basada integralmente en los principios de la economía circular e incorporará criterios de eficiencia energética, con hitos como la automatización del proceso productivo, entre otras novedades.

El proyecto destaca asimismo por la fuerte inversión en infraestructura industrial de última tecnología, con lo que la producción anual pasará de las 27.000 toneladas actuales a 50.000. Para ello prevé invertir cerca 32 millones de euros y crear 35 nuevos puestos de trabajo directos, principalmente de perfil técnico, que se unirían a los 215 trabajadores que ya empleaba la empresa en su fábrica de Utebo, ubicación en la que ya no podían ampliarse más dada la falta de espacio.

La implantación del complejo en Pedrola, que obtuvo en mayo de 2019 la declaración de Inversión de Interés Autonómico, supondrá, según Lambán, la diversificación del sector industrial de la zona, muy dependiente en la actualidad del sector automovilístico, capacitándola para hacer frente a nuevos retos económicos y actuando como «efecto llamada» para la implantación de otras industrias líderes del sector en la comarca. Además, el crecimiento de una empresa con el carácter innovador y el desarrollo tecnológico y humano de Sphere permitirá a Aragón ser pionera en la implantación de nuevos modelos de negocio basados en la economía circular.

Precisamente, el presidente Lambán ha subrayado la importancia de los proyectos empresariales de economía circular, sector que fue objeto de una de las mesas organizadas por el Gobierno de Aragón para canalizar los proyectos de la comunidad cuyas previsiones iniciales ascienden casi 1.650 millones de euros y que aspiran a financiarse con fondos europeos Next Generation, bajo el marchamo “Aragón Puede”.

Economía circular

El Gobierno de Aragón puso en marcha en enero de 2020 la estrategia económica “Aragón Circular” que contará con un nuevo impulso. Para incentivar la actividad económica y la generación de empleo en este sector, el departamento de Economía está ultimando una convocatoria de ayudas a la I+D dirigida a proyectos de economía circular y un nuevo fondo de apoyo a empresas del sector de la economía circular a través de la sociedad pública Sodiar, que permitirá a emprendedores y pymes desarrollar proyectos empresariales vinculados al sector. Esta línea contará con una dotación inicial de 300.000 euros aportada por el departamento de Economía, Planificación y Empleo.

Previamente se lanzó una manifestación de interés para conocer los proyectos existentes y ajustar a ellos esa nueva convocatoria de ayudas. Se presentaron un total de 72 iniciativas -31 de ellas impulsadas mediante la cooperación entre varias empresas o entre empresas e institutos de investigación- que suponen una inversión cercana a los 220 millones de euros. Entre los requisitos de los proyectos no se establecía inversión mínima necesaria, solo compromiso de creación de empleo, para incentivar la participación de todo tipo de empresas. El objetivo es que desde pequeñas cooperativas, autónomos y pymes de todo el territorio aragonés hasta grandes empresas de diversos sectores puedan desarrollar este tipo de iniciativas y acceder a las futuras ayudas, recogidas dentro de la estrategia Aragón Circular.

Print Friendly, PDF & Email