La demanda de “más residencias públicas” se instala frente al IASS

Miembros del MAS han incidido en la falta de información y transparencia para saber qué ha ocurrido durante la pandemia

Bajo el lema “más residencias públicas, ya” la Mesa de Colectivos por la Sanidad Pública de Aragón (MAS) se ha concentrado este lunes frente al Instituto Aragonés de Servicios Sociales para exigir un modelo de residencias cien por cien públicas, asistencia para una vida digna de los residentes y condiciones de trabajo justas para el personal.

Con estas demandas, más de medio centenar de personas han acudido frente a la sede del IASS en Zaragoza dejando de manifiesto la necesidad de un cambio de modelo. El fin que se pretende con ello es evitar en un futuro situaciones como las que se han vivido en las residencias aragonesas durante el periodo álgido de la pandemia.

La presidenta de la Asociación por la Defensa de la Sanidad Pública, Isabel Monserrat Blasco, ha explicado que llevan tiempo reivindicando residencias públicas de calidad, al mismo tiempo que solicitan “una revisión transparente en la calidad de los servicios que se están dando en las concertadas”. Según ha expresado, “los discapacitados y los dependientes solo tienen la opción de marcharse a una residencia donde son meramente un número, por lo que se necesitan otras alternativas”. Para Monserrat, la solución pasa por “garantizar una asistencia de servicios sociales en su domicilio, o con hogares convivenciales como los que están surgiendo ya por Europa”.

Por su parte, otro miembro de la Mesa Aragonesa, Jesús Maestro, ha incidido en la falta de información y transparencia para saber qué ha ocurrido durante la pandemia: “Ha habido muchos muertos en las residencias. Además, desconocemos si se cumplen las ratios de atención y queremos saber cuántos residentes hay para cada cuidador”.

Asimismo, Maestro ha añadido que “es importante que el personal que trabaja en las residencias esté dignamente pagado y sus condiciones laborales mejoren. Actualmente hay mucha rotación, hay despidos cada tres y seis meses, y esto influye en los residentes”.

El MAS exige que el personal de las residencias esté dignamente pagado

Una de las portavoces de la Comisión de Mayores de la Federación de Barrios, María Luisa García, ha aprovechado la concentración para comentar que “está totalmente demostrado que el modelo de gestión de las residencias aragonesas basado en la concesión privada no funciona”. Afirma que los pliegos de condiciones técnicas que la Consejería impone a las empresas privadas encargadas de la gestión “no se cumplen, y esto tiene que cambiar”.

Print Friendly, PDF & Email