El IMV llega en mayo a un total de 7.200 hogares aragoneses donde viven más de 19.000 personas

En Aragón, se han presentado 35.133 solicitudes válidas y se han tramitado 30.446

El Ingreso Mínimo Vital (IMV) llega este mes de mayo a 7.212 hogares de Aragón en los que viven 19.378 personas, de los cuales 8.149 son menores. La cuantía media mensual por hogar se sitúa en 471,33 euros en el caso de la provincia de Zaragoza, 477,08 euros en la de Huesca y 425,02 en la de Teruel.

Por provincias, en Zaragoza se han reconocido 5.824 prestaciones que corresponden a 15.377 beneficiarios, de los que 6.443 son menores. En Huesca, son 760 prestaciones correspondientes a 2.206 beneficiarios, de los que 955 son menores. Y en Teruel son 628 prestaciones que corresponden a 1.795 beneficiarios, siendo 751 menores.

Dentro de España, el IMV llegará a 260.000 hogares en los que viven más de 680.000 personas, de las que más de 276.000 son menores. La nómina correspondiente a mayo será de 195 millones de euros.

En concreto, el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS) abonará próximamente 260.206 prestaciones a hogares en los que viven 682.808 personas. De media, cada unidad de convivencia que ha sido reconocida como titular del Ingreso Mínimo Vital está formada por 2,62 personas.

En España, la prestación media reconocida asciende a 448 euros al mes. El Ingreso Mínimo Vital garantiza un nivel de renta mínimo, cuyo umbral varía en función del tipo de hogar contabilizando los ingresos preexistentes, si existen, con excepción de las rentas mínimas de las comunidades autónomas. El umbral de renta garantizada oscila entre los 470 euros al mes (el equivalente a una pensión no contributiva) para un hogar unipersonal y los 1.033 euros al mes para unidades de convivencia formadas por dos adultos y tres o más menores o tres adultos y dos o más menores o por cuatro adultos y un menor.

Por edades, de media, los titulares del Ingreso Mínimo Vital tienen 44,32 años. El grupo más numeroso son las personas entre los 36 y los 45 años, que superan el 34% del total.

Reducir la pobreza infantil era uno de los grandes objetivos de la puesta en marcha de la prestación. En mayo, casi el 44% de las personas que viven en hogares titulares de la prestación son menores y más del 60% de las unidades de convivencia a las que se les abonará la nómina de mayo tienen al menos a un menor en ellas. Este hecho hace que, si se tiene en cuenta a todos los miembros de las unidades de convivencia, la edad media se sitúe en 26,68 años y, excluyendo a los titulares, en 19,04 años. Casi uno de cada tres hogares es monoparental.

Por género, más del 70% de los titulares de la prestación son mujeres y también son mayoría entre los beneficiarios, con 316.163 mujeres que forman parte de las unidades de convivencia que reciben el Ingreso Mínimo Vital.

Solicitudes en Aragón 

En concreto, hasta el pasado viernes en toda España, el INSS ha recibido 1,32 millones de solicitudes válidas desde que se puso en marcha la prestación, hace nueve meses. De ellas, casi 1,1 millones, más del 81% del total, se han tramitado, con 276.000 prestaciones aprobadas y 700.000 denegadas. Otras 65.000 están en proceso de subsanación, es decir, que se ha solicitado al solicitante o a alguna administración alguna información para completar el expediente.

En Aragón, se han presentado 35.133 solicitudes válidas y se han tramitado 30.446. Además, más de 2.678 se encuentran en proceso de subsanación, es decir, que se han reclamado al solicitante o a alguna administración información para completar el expediente.

En esta nómina se incluyen por primera vez beneficiarios del País Vasco que han sido reconocidos sin necesidad de presentar solicitud a través de la pasarela de reconocimiento en bloque que el INSS ha puesto a disposición de las comunidades autónomas. En los meses anteriores esta pasarela, que está a disposición de todas las autonomías y ha sido utilizada tanto en Aragón como en Navarra.

En su mayoría, las denegaciones se han producido por no cumplir el criterio de vulnerabilidad (al superar los umbrales de renta y patrimonio), aunque un 10% de las denegaciones se deben a la falta de acreditación de la unidad de convivencia, para lo que en enero se realizó una modificación normativa para que los trabajadores sociales y entidades colaboradoras del Ingreso Mínimo Vital puedan realizar la acreditación y facilitar el reconocimiento de situaciones de convivencia no convencionales.

Print Friendly, PDF & Email