Así están las cuentas del Huesca para la salvación

Jorge Pulido, en el partido ante el Betis. Foto: S.D.H.

La Sociedad Deportiva Huesca depende de sí misma para lograr la ansiada salvación en la máxima categoría del fútbol español. Los altoaragoneses llegan a la última jornada con 33 puntos, que en muchas temporadas hubiese supuesto afrontarla matemáticamente descendidos. Sin embargo, la suerte sonríe a los de Pacheta, que incluso perdiendo podrían consumar la salvación.

Lo que sí o sí les valdría la permanencia es vencer al Valencia en El Alcoraz. Dependen de sí mismos para lograr el objetivo y sería la manera más sencilla de garantizarlo. Una victoria dejaría tranquilos a los oscenses y no tendrían que ir con la radio a cuestas y con el corazón en un puño para conocer el devenir del próximo año.

Si se abonan a sufrir hasta el final, el empate también sería factible. En este caso, el Elche no debería pasar del empate ante el Athletic tampoco debería pasar del empate. A pesar de que el Valladolid ganase, al tener la ventaja del golaveraje, el resultado no influiría. Solo habría que mirar el resultado del Valladolid si se pierde. Ahora bien, como el Elche logre vencer y el Huesca no gane su partido, los oscenses se verían en Segunda.

La derrota también podría valer a los de Pacheta siempre y cuando el Elche perdiese y el Valladolid no ganase. En este caso, las matemáticas son más complicadas, pero no deja de ser posible. Ahora bien, en el caso de perder, al Elche le valdría con empatar e incluso el Valladolid, con una victoria, podría materializar la salvación.

En definitiva, lo que debe hacer el Huesca es vencer y olvidarse del resto de resultados. El Valencia es un conjunto difícil de batir, pero en esta temporada ha sido muy irregular. Esto da esperanzas a un conjunto altoaragonés que no quiere despedirse de la Primera División española.

Print Friendly, PDF & Email