La S.D. Huesca cae ante el Betis y deja los deberes de la permanencia para la última jornada (1-0)

Pacheta, entrenador de la S.D. Huesca

No pudo ser. La Sociedad Deportiva Huesca anduvo cerca de sellar su salvación en el Benito Villamarín pero deberá esperar a la última jornada para hacerlo. Dicho de otra manera, los de Pacheta se complican la vida. La derrota frente al Real Betis, 1-0 con gol de penalti de Borja Iglesias, y el triunfo del Elche en Cádiz dejan en vilo al cuadro altoaragonés hasta el último choque liguero.

La S.D. Huesca pronto supo que el empate le valía para atar la permanencia matemática. No habían transcurrido 15 minutos de la jornada cuando Eibar, Valladolid y Elche ya perdían sus partidos. Incluso los choques de los dos primeros estaban sentenciados al descanso, con Valencia y Real Sociedad ganando cómodamente. Eso sí, delante tenía a un Real Betis que necesitaba vencer para seguir optando a puestos de Europa League.

Y la primera parte en el Benito Villamarín fue un tostón de dimensiones bíblicas. Apenas se contabilizaron ocasiones por parte de ninguno de los dos equipos, si acaso algún acercamiento local que obligó a Álvaro a intervenir. Pero sin que la amenaza del gol fuera real. Un cabezazo de Guido a las manos y un mano a mano de Borja Iglesias que Gastón Silva, sustituyendo a Vavro en el 7 por lesión, se encargó de tapar en el momento en que el “Panda” parecía embocar a gol.

Los de Pacheta se encontraban cómodos en su sistema con tres centrales y también con el paso de los minutos. Y con esos ingredientes comenzaba la segunda mitad, en la que los oscenses querían sellar definitivamente su permanencia. Tenía su primer intento el Real Betis, en el 47, tras una diagonal de Joaquín para ceder a Rodri, que definía demasiado cruzado tirando al traste la jugada del veterano. Era el primer aviso local, pero segundos después Sandro se internaba por banda derecha y sólo la pericia defensiva de Bartra evitaría que Rafa Mir remachara a las mallas, libre de oposición.

Se complicaría todo en el minuto 54. Primero el Betis pedía penalti por unas manos de Gastón Silva, pero las tenía pegadas al cuerpo. Sin embargo, el argentino en el córner posterior derribaba a Borja Iglesias y ahí sí González Fuertes señalaba el punto fatídico. Era el ex del Real Zaragoza el encargado de lanzarlo y de engañar con facilidad a Álvaro, poniendo el 1-0 en el marcador. Resultado que no daba la permanencia, todavía, a los oscenses.

Pacheta estaría obligado a reaccionar. Entrarían Pedro López, Sergio Gómez y Escriche por Maffeo, Galán y Mikel Rico en el 61. Tampoco llegaban buenas noticias desde Cádiz, ya que el Elche le daba la vuelta al partido y se adelantaba en tierras gaditanas. En ese preciso instante, el Huesca estaba fuera del descenso únicamente por golaveraje particular. Y también fuera del partido del Villamarín, más centrados en protestas al colegiado que en intimidar a Claudio Bravo.

El ritmo del partido se cortó con un fuerte golpe cabeza con cabeza entre Guido y Siovas, escalofriante, lo que le obligaría a abandonar poco después el terreno de juego con Mosquera como sustituto. Por entonces sí parecía que la S.D. Huesca tomaba el control del choque, aunque Fekir amenazaba a la contra con un disparo con el exterior que se marchaba cerca del poste izquierdo de Álvaro.

Con más corazón que cabeza, los de Pacheta lo intentarían hasta el final. Y tendría siete minutos de descuento por delante para hacerlo. Sin embargo, una durísima entrada de Escriche le llevaba directo a los vestuarios y los oscenses se quedaban con diez, evitando ya cualquier opción de empatar. Con el 1-0 final, la S.D. Huesca sigue dependiendo de sí misma a pesar de todo, valiéndole hacer lo mismo que el Elche en su partido.

Print Friendly, PDF & Email