La ascensión a Puy Fonguera, asomados al balcón del Pirineo aragonés

Los caminos son aptos para todos los públicos y van especialmente dirigidos a familias con niños y grupos de amigos

Desde lo más alto, en un día claro, pueden contemplarse las grandes cumbres del Pirineo aragonés. Es el Puy Fonguera (1.307 metros), abrazado y rivalizando con sus compañeros; el Punta de Cabo Val (1.313 m.) y el Puy Moné (1.303 m.), por ser los puntos más altos de la Sierra de Santo Domingo y Lucientes en la comarca de las Cinco Villas. A su alrededor, todo está cubierto por un mosaico de formaciones boscosas, hayedos en la zona umbría y quejigar en el bosque continuo. Una ruta que nace en Luesia siguiendo el sendero hacia un espléndido paseo matutino.

El primer pie se ha de poner en el municipio cincovillés. Desde allí parte un camino de no más de cuatro kilómetros que llega hasta el refugio de Fuente L’Artica, lugar de reposo para los viajeros. Aquí arranca la senda del Trebolar. El camino empieza a endurecerse, pero la ruta de la DPZ lo facilita, ya que “en el mapa nos indica que no llegamos a coronar el collado de la Bal Ciruela”, aclaran desde la página web de la comarca de las Cinco Villas, sino que “torcemos hacia la derecha”, bordeando la Mata del Pueyo.

“Un descanso en la Fuente del Pueyo servirá para retomar fuerzas”, apunta, Jesús Navarro, experto en la zona que ha recorrido multitud de sus senderos, ya que “transitamos uno de los puntos más emocionantes de este recorrido”. Desde el cabezo de la montaña se aprecia la singular zona de hayedos que predominará unos kilómetros más al norte en gran parte del paisaje oscense. En la mesa de interpretación se vislumbra toda la sierra y se identifican las cumbres de la zona, e incluso algún ave rapaz.

Este espacio natural protegido es el refugio de quebrantahuesos, alimoches o milanos reales

Este espacio natural protegido es el refugio de quebrantahuesos, alimoches o milanos reales. Además, los espesos encinares y pinares de estos montes albergan una importante población de ciervos, corzos, jabalíes, jinetas, garduñas y zorros. Desde la comarca ya advierten que es una “zona de caza”, por lo que hay que “estar al tanto y no despistarse”, recuerdan.

Dientes de piedra

El descenso prosigue por Ripas Altas, la divisoria entre el término municipal de Luesia y el de Biel. El agua ha ido erosionando sus conglomerados durante miles de años, creando los llamados “dientes de piedra” que dotan a la formación geológica de un “valor incalculable”, aseguran desde las Cinco Villas.

El sendero de la Carbonera pone fin al camino y da acceso a la pista. Aquí hay una reproducción de una antigua carbonera, lugar donde se combustionaba el mineral para después llevarlo a los hogares. Han pasado alrededor de 2 horas y media o tres horas hasta regresar a Fuente L’Artica y los chicos de Jesús Navarro, que la hicieron la semana pasada, “apenas se cansaron”, apunta.

La ruta es una de las trece propuestas senderistas repartidas por toda la provincia de Zaragoza lanzada por la DPZ

En pleno otoño, el hayedo esta rojizo y el paisaje gana en color, pero ahora en verano, con toda el agua que ha caído, “parece otro lugar”, subraya Navarro, haciendo ver que la composición geológica y natural de este sitio no tiene comparación con cualquier otro lugar de la Comunidad de Aragón.

Disfruta de Zaragoza caminando

La ruta por la Bal de Luesia y la ascensión a Puy Fonguera es una de las trece propuestas senderistas repartidas por toda la provincia de Zaragoza lanzada por la DPZ y apoyado por la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM). Senderos para conocer rincones sorprendentes, y muchas veces desconocidos, de los que disfrutar caminando.

Se han editado más de 10.000 folletos repartidos por las oficinas de turismo con todos los recorridos y, a través de la web de la FAM, pueden descargarse con toda la información individualizada de cada excursión y su track. Desde Aragón Digital, os iremos acompañando en cada sendero, para ir desgranando lo más destacado de cada ruta.

Los caminos son aptos para todos los públicos y van especialmente dirigidos a familias con niños y grupos de amigos. Y se elija la ruta que se elija siempre se aplican unas recomendaciones generales: respeta la naturaleza y el medio rural por el que camines; mantén el entorno limpio. Utiliza calzado adecuado y lleva siempre el equipo necesario: teléfono, agua… Sigue la ruta combinando las indicaciones del mapa, track o señalización; planifica tu ruta, avisa dónde vas y ante cualquier emergencia, llama al 112.

Print Friendly, PDF & Email