Ocho de cada diez ciudadanos admite que irá a los bares igual o más cuando se recupere la normalidad

El bar es uno de los cuatro servicios más importantes para los españoles a la hora de vivir en una población

Ocho de cada diez ciudadanos admite que irá a los bares en la misma medida o incluso con más frecuencia cuando se recupere la normalidad. Un dato que ha sido presentado en el Café Levante de la capital aragonesa tras conocer los resultados de una encuesta de Simple Lógica para Ambar en la que se han entrevistado a 1.000 hombres y mujeres mayores de edad de toda España. Con ella se pretende ahondar en cómo es y cómo ha cambiado la relación con los bares desde el inicio de la pandemia en España.

“La vida sin bares no sería igual. De hecho, sería más triste”. Así lo cree la mitad de los españoles participantes en la encuesta (56,4%), una cifra que aumenta casi diez puntos entre los menores de 35 años (64,4%). Además, el estudio constata que el bar es uno de los cuatro servicios más importantes para los españoles a la hora de vivir en una población. En orden de prioridades, los entrevistados han escogido el supermercado (86,6%), la farmacia (64,3%), el banco (27,3%), y casi a la misma altura, el bar (24,8%), por encima de otros servicios como el gimnasio, la peluquería o la iglesia.

“Con esta encuesta queda claro el significado social que tienen los bares. Son lugares de encuentro, de riqueza cultura, patrimonio de todos: son una manera de ser como país”, explica el director de comunicación, patrocinio y RRII de cervezas Ambar, Enrique Torguet. Para el 81,1% de los ciudadanos encuestados, los bares son lugares para compartir y conversar, frente a un 17,1% que dicen ir solamente a comer y beber. Además, la mitad afirma ir a los bares con amigos (46,1%) y tan solo el 2,8% acude sin compañía.

El cierre de estos establecimientos durante la pandemia se intentó suplir de alguna manera a distancia. Para la mitad de los entrevistados (53,6%), lo más difícil fue digitalizar las “cañas” durante el confinamiento, especialmente para los mayores de 35 y 54 años (57,9%) y los menores de 35 años (54,1%). De hecho, les resultó menos complicado mantenerse en forma desde casa (solo para un 15% resultó difícil) o teletrabajar (11,2%). “Somos un sector que ha tirado del carro, absolutamente dañado, pero que en 20 años hemos duplicado el empleo: de 900.000 en el año 2000 a 1.800.000 en 2019. Esperemos que pronto la gente vuelva con confianza y recuperemos ese tono económico que necesitan”, afirma el presidente de Hostelería de España, José Luis Yzuel.

Un dato clave del estudio dice que 8 de cada 10 entrevistados admiten que lo que más echaron de menos durante esta etapa fue el encuentro con los amigos y familiares en los bares. Aunque por el momento “vamos menos al bar que antes de la pandemia”, así lo reconocen 7 de cada 10 encuestados, el 82,7% tienen intención de ir a los bares igual o más en cuanto se recupere la normalidad.

Todo lo bueno acaba en bar

Este estudio se enmarca en la iniciativa de Ambar “Todo lo bueno acaba en bar”, una idea que desde 2020 busca impulsar la hostelería y subrayar la “importancia de los bares como parte de nuestra vida y cultura». «Existe una vinculación emocional que se ha hecho aún más fuerte a raíz de la pandemia. Echamos de menos volver a los bares y estamos deseando hacerlo como antes en cuanto sea posible”, explica Torguet.

Dentro del proyecto “Todo lo bueno acaba en bar”, se enmarcó la Plataforma 0,19 para ayudar a mantener el empleo hostelero local durante la crisis de covid-19, mediante un fondo solidario de ayudas directas a establecimientos especialmente afectados, en colaboración con otras empresas, como Fundación Ibercaja y distintas asociaciones hosteleras. “Esperamos recuperar pronto la actividad económica. Somos los que más felicidad vendemos y nos gustaría que nos dejaran seguir haciéndolo”, comenta el presidente de los hosteleros.

Además de una pieza audiovisual grabada en distintos establecimientos hosteleros que recogen la celebración de situaciones cotidianas, esta campaña publicitaria realiza acciones que generan tráfico hacia los bares, como las promociones en las cadenas de gran consumo y en el propio canal de hostelería y redes sociales.

Print Friendly, PDF & Email