Faci considera “una discriminación” impedir los aficionados en los estadios de Aragón

La Romareda continuará cerrada

La normativa del Gobierno de España sobre la vuelta de los aficionados a los estadios de deporte profesional está perjudicando notablemente a la comunidad de Aragón. Ninguno de sus equipos de primer nivel, el Real Zaragoza, Casademont Zaragoza y el Huesca, podrán abrir sus puertas a los aficionados. En este sentido, el consejero de Educación, Cultura y Deporte ha considerado “una discriminación” el impedir la vuelta del público.

Para él, es fundamental que sea competencia de las autonomías la decisión de entrar o no a los estadios profesionales. “Desde enero recuperamos los públicos, y si nos cediesen esa competencia podríamos organizarlo perfectamente. Valoro positivamente el regreso de público, pero no que haya una discriminación entre comunidades”, aseveraba.

En este momento, la DGA tiene impuesto en Aragón el nivel 3 de alerta, a excepción de Teruel, que lo ha dejado en nivel 2. Estas circunstancias impiden con la ley estatal la vuelta de público. Ninguno de los dos aspectos parece que va a modificarse, por lo que entrar a ver los partidos seguirá estando prohibido.

Desde el Gobierno de Aragón han regulado las categorías inferiores del fútbol y otros deportes. En la Comunidad ya hay partidos de fútbol con público, pero no tienen competencias “en ligas profesionales”. Aun así, Faci entiende que el público “es necesario”, y se provoca “una discriminación” si unos públicos pueden acceder pero otros no. “No hay una igualdad de condiciones”, aseveraba.

Los equipos aragoneses están sufriendo por sacar la temporada adelante y poder abrir sus puertas sería muy beneficiosa. Actualmente se encuentran “al final de una liga complicada” y “no deberían verse afectados por estas circunstancias”. Sin embargo, todo apunta a que la prohibición se mantendrá hasta al temporada que viene.

Print Friendly, PDF & Email