El PP de Zaragoza impulsa una campaña en contra del cobro por el uso de carreteras

El presidente del PP de Zaragoza, Ramón Celma, ha expresado su indignación por la caída del PIB en Aragón

La propuesta que el Gobierno de España pretende trasladar a Europa acerca del cobro por el uso de carreteras ha suscitado la preocupación y la indignación de la oposición. Por este motivo, el PP de Zaragoza ha presentado este jueves una campaña contra la intención del Ejecutivo Central en relación al pago por la utilización de las carreteras provinciales. “Estamos hasta las narices de que nos quieran cobrar por absolutamente todo. Esto no es un peaje a las autovías, sino a las familias de la provincia zaragozana”, ha espetado su presidente, Ramón Celma.

Los populares consideran inviable que un médico que vive en la capital aragonesa y trabaja en Calatayud tenga que pagar más de 1.800 euros anuales, o a una profesora de Daroca que trabaja en Zaragoza se le quieran cobrar cerca de 1.600 euros al año.

“Esto solo lo puede plantear alguien que no vive en este mundo, alguien que no sabe que estamos en pandemia. No puede permitirse una medida como esta teniendo en cuenta que 1.500 autónomos han dejado de cotizar en el último año”, ha manifestado. Para los populares, la situación de las familias es prioritaria, y harán todo lo que esté en sus manos para apoyar a los diferentes municipios que se vean afectados. “Invito a los socialistas a que recorran con nosotros todos los pueblos para ver a las familias que están sufriendo”, ha matizado.

En esta línea, el diputado del PP en las Cortes, Joaquín Juste, ha recordado la iniciativa presentada en abril en el Parlamento autonómico para rechazar el cobro de estas autovías. “Estamos hablando de infraestructuras ya pagadas, así que se trataría de una doble imposición”, ha aclarado. Para Juste, detener a los autónomos y desincentivar la actividad económica equivale a baja o nula recaudación, lo que conlleva a la “absoluta pobreza”.

En última instancia, Celma ha mostrado su indignación por la caída del PIB en Aragón, algo que no había ocurrido en décadas, insistiendo de nuevo en los 1.500 autónomos que han dejado de cotizar, hecho que “no se daba desde la posguerra”. “Haremos todo lo posible para que las familias salgan adelante después de que hayan hecho uso de todos sus ahorros bancarios en el último año y medio, después de que muchos de sus hijos hayan tenido que volver a casa y los matrimonios se tengan que partir porque no pueden asumir gastos de guardería”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email