Médicos de Atención Primaria lamentan no haber participado en la vuelta de la presencialidad

La mayoría de atenciones médicas se realizaban a través de llamadas telefónicas en los centros de salud

Los médicos de Atención Primaria (AP) se muestran favorables al nuevo plan del departamento de Sanidad de aumentar la presencialidad en las visitas médicas de los centros de salud aragoneses. No obstante, no ven con buenos ojos la forma de elaborarlo sin, según defienden, contar con ellos.

La portavoz del Sindicato de Médicos de Aragón (Fasamet), Laia Homedes, se ha mostrado a favor de este aumento progresivo de la presencialidad, “mucho mejor para el usuario y para los profesionales”, pero ha criticado la forma en la que han sido informados a través de los medios de comunicación. Sin embargo, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, afirmó este martes que el plan se había enviado a principios de esta semana a todos los centros de salud.

Homedes lamenta que los médicos de Atención Primaria “hayan intentado colaborar” en la elaboración del plan “proponiendo mejoras en las agendas o triaje” y no se les haya tenido en cuenta. Fasamet también ha criticado una frase del plan en la que se afirmaba que “los centros de salud deberán estar abiertos al público”. El sindicato niega que los centros hayan estado cerrados y que, anuncios como este, “dan mala propaganda” a los médicos que “no han dejado de estar al pie del cañón”.

Proponen también que haya accesibilidad pero que “sea ordenada” y con una organización de las agendas junto con una “desburocratización”. “No podemos tener en la agenda como algún compañero de 80 personas al día”, ha concluido.

El nuevo plan anunciado por Sanidad apuesta por el aumento de la presencialidad, pero no será necesaria para los pacientes que acudan a su médico de familia para trámites que no impliquen la visita física (renovación de recetas, renovación de partes de baja de procesos de larga duración, visados, realización de informes, etc.). Tampoco lo harán aquellos que solo necesiten resultados de pruebas de control, renovación de prescripciones crónicas estables o modificaciones mínimas de tratamientos y cualquier otro motivo en el que el profesional responsable considere que no es necesaria la presencia del paciente. Los centros de salud deberán continuar con las separaciones entre paciente Covid y No Covid y con el cumplimiento de todas las medidas sanitarias.

Print Friendly, PDF & Email