Los agrícolas afectados por la autovía Gallur-Ejea exigen rutas alternativas para su maquinaria

La construcción del desdoblamiento de la A-127 afectaría al transporte diario del sector agrícola y ganadero de la zona

Los agricultores y ganaderos de Tauste y Gallur se han unido bajo la plataforma de afectados por el proyecto de construcción de la autovía desde Gallur hasta Ejea que quiere llevar a cabo el Gobierno de Aragón. Su principal preocupación es que la carretera cortará la actual ruta que llevan a cabo los conductores de maquinaria agraria, haciendo que tengan que buscar alternativas menos rentables para ellos.

El problema para ellos no es la expropiación de las tierras, sino que la construcción de este desdoblamiento de la A-127 afectaría al transporte diario del sector agrícola y ganadero de la zona. “Todos los días transportamos desde Gallur hasta Tauste más de 4.000 toneladas de alfalfa”, ha ejemplificado el ingeniero agrícola y miembro de la Comisión de Trabajo de los afectados, José Enrique Cuartero, que ha añadido que “nos plantean una vía de servicio que es un camino de cinco metros de ancho sin asfaltar”. Hoy por hoy, con la maquinaria, los cultivos y las infraestructuras que tienen “no es de recibo tener solo un camino de cinco metros para todos los tractores”, ha clamado Cuartero.

Además, el problema de este camino es que un trayecto de 36 kilómetros entre Tauste y Ejea que ahora les cuesta 48 minutos en tractor, se convertiría en una ruta de 45 kilómetros y más de dos horas de viaje, según ha explicado el ingeniero agrícola.

Otras de las opciones que les han propuesto es entrar desde Gallur en la travesía antigua, donde se encuentra un antiguo puente de hierro “que tiene un soporte máximo de 30 toneladas, por lo que no es factible por una cuestión de peso”, ha detallado el miembro de la Comisión de Trabajo.

El malestar entre esta comunidad también proviene de que es un proyecto “que se lleva gestando mucho tiempo” y del que los Ayuntamientos de los pueblos afectados han tenido conocimiento “hace solo tres semanas”, señala Cuartero, que ha añadido que el plazo para presentar las alegaciones en contra de la construcción de la autovía acaba este 17 de mayo y que “casi no han tenido tiempo para procesarlo y presentarlas”.

En el plazo de tres semanas han tenido que crear la plataforma de afectados y hacer la página web, la cual se lanzará a finales de esta semana. En dicha página “vamos a cargar todas las alegaciones, daremos la posibilidad de poner comentarios y también se podrá dejar una firma en contra de la autovía”, ha expuesto José Enrique.

Ahora, esta Comisión de Trabajo formada por 14 representantes de los colectivos afectados, busca una reunión entre los perjudicados, los Ayuntamientos correspondientes y los representantes del Gobierno de Aragón que se precisen en este proyecto. El objeto de este encuentro sería reclamar una vía en condiciones o bien que dejen circular por la autovía a los tractores en ese tramo, sino “no podremos aceptar el proyecto”, ha declarado Cuartero.

“Solo hay un beneficiado, que es Ejea, para los muchos que saldrán perjudicados”, ha sentenciado el ingeniero agrícola, ya que entre Tauste y Gallur, directa e indirectamente, trabajan mil personas; “lo que significa que hay mil vehículos afectados, según el Registro Oficial de Maquinaria Agrícola”, ha concluido José Enrique Cuartero.

Print Friendly, PDF & Email