Localizan sin vida a Karim, desaparecido desde el sábado cuando se daba un baño en el Ebro

El cuerpo ha sido encontrado en una zona de difícil acceso a más de nueve kilómetros del lugar donde fue visto por última vez

Karim, el menor desaparecido el sábado en el río Ebro, ha sido localizado más de ocho kilómetros desde donde fue visto por última vez río abajo en la margen derecha del río, en el entorno del camino de la Alfranca, pasada la Z-40 y desembocadura del Gállego. El cuerpo ha sido encontrado en una zona de difícil acceso y los Bomberos han tenido que asegurarse con cuerdas para poder descender rapelando por un cortado hasta llegar a donde ha sido encontrado.

El menor de 13 años ha sido hallado sin vida por los miembros de la UAPO de la Policía Local de Zaragoza, que formaban parte del dispositivo municipal y que batían la zona a pie desde primera hora de la mañana. Se da así por finalizada la búsqueda del menor que fue visto por última vez el sábado por la tarde.

Karim salía de jugar un partido de fútbol con sus amigos y las altas temperaturas vividas el sábado en la capital aragonesa le animaron a darse un baño en un embarcadero cercano a la Pasarela del Voluntariado y al recinto Expo 2008. El joven fue visto por última vez a las 18.30 horas por un pescador.

Desde el día de la desaparición, el sábado por la tarde, han participado en la búsqueda Bomberos de Zaragoza con drones, que han captado imágenes aéreas que eran analizadas después para buscar cualquier indicio y submarinistas que han ido palmo a palmo buscando por el fondo cualquier resto.

También helicópteros de Policía Nacional y voluntarios de Protección Civil que han inspeccionado a pie las zonas de ribera. Este martes se incorporó a la búsqueda un robot subacuático del Ejército para inspeccionar el fondo del azud del río. Los Bomberos de la Diputación de Zaragoza (DPZ) también han participado en la búsqueda por la zona que discurre entre Zaragoza y la presa de Pina de Ebro.

“No es un río para que nos bañemos sin ningún tipo de seguridad”

La familia ha recibido atención psicológica por parte de los servicios sociales del Ayuntamiento. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha dado el pésame a la familia de Karim de parte “de toda la ciudad” en una situación en la que “se temía todo lo peor”. Ha agradecido también el esfuerzo “magnífico” de todos los profesionales que han participado en la búsqueda del menor.

Azcón ha querido aprovechar para avisar de la peligrosidad de bañarse en el río Ebro. “El río que pasa por nuestra ciudad es uno de los emblemas que más queremos, pero no es un río para que nos bañemos sin ningún tipo de seguridad”, ha indicado. “Es importante que la ciudad tenga esta lección. Hemos experimentado en carne ajena algo que no debe volver a repetirse”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email