La agente de la UAPO se lanzó al río al ver la camiseta de portero rosa de Karim

La agente de la UAPO se lanzó al río y nadó unos diez metros hasta que llegó al cuerpo

Una agente de la UAPO no ha dudado ni un segundo en lanzarse al agua para poder rescatar el cuerpo sin vida de Karim y evitar así que continuase siendo arrastrado por la corriente. La policía, Silvia Allué, junto a su equipo de la Unidad, ha vislumbrado la camiseta rosa que llevaba el menor, con la que fue visto por última vez.

El cuerpo del menor ha sido encontrado a más de ocho kilómetros de donde fue visto por última vez el pasado sábado. La delegada de Policía Local en el Ayuntamiento de Zaragoza, Patricia Cavero, ha querido agradecer “el gesto y la valentía” de la agente que ha tenido que marchar del lugar a cambiarse y recuperarse del frío de las aguas del río.

La agente de la UAPO, Silvia Allué, ha relatado cómo ha sido el rescate del cuerpo. Tras ver “algo que flotaba como un bidón a unos 300-400 metros de la orilla”, y una vez confirmado que era el cadáver, no ha dudado en lanzarse al río. “El acceso no era fácil, he visto factible entrar y a unos diez metros he entrado nadando. Me ha dado tiempo a quitarme el cinturón y he entrado al agua con el chaleco y las botas. Ha sido un gran lastre”, ha explicado.

El concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, ha advertido de la peligrosidad del río y ha pedido que “tengamos cuidado en estos días de calor”. “El Ebro es mucho más de lo que vemos en superficie”, ha indicado. Las fuertes corrientes han arrastrado el cuerpo de Karim más de ocho kilómetros de donde fue visto por última vez. La zona donde se ha encontrado el cadáver fue este martes peinada sin ninguna señal. Mendoza ha continuado afirmando que este dispositivo había sido “el más amplio” en un rescate de estas características.

Sobre el mediodía, la Hermandad de la Sangre de Cristo ha acudido al punto donde se ha rescatado el cuerpo, que será trasladado al Instituto de Medicina Legal de Aragón (IMLA) para su autopsia y posterior traslado a la familia.

El jefe del servicio de Bomberos, Eduardo Sánchez, ha explicado que los cuerpos “a partir del cuarto o quinto día comienzan a coger flotabilidad”, y que las últimas tormentas lo habrían arrastrado hasta la zona donde ha sido encontrado.

Print Friendly, PDF & Email