El hallazgo de una macroplantación de marihuana en Villel acaba con cinco detenidos más en Barcelona

La marihuana era distribuida para su venta en Europa

La operación Kenevir, que detuvo a tres personas por producir marihuana de forma industrial en Villel (Teruel), se ha saldado con otras cinco nuevas detenciones en Hospitalet de Llobregat (Barcelona). Esta organización criminal operaba produciendo grandes cantidades de marihuana para luego exportarla y venderla en el resto de Europa.

La Guardia Civil de Teruel, en el marco de la operación Kenevir, ha intervenido en un edificio de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), donde supuestamente operaba la organización, más de 2.680 plantas de marihuana y 700 kilogramos de plantas preparadas para su distribución. Esto se suma a la intervención en una nave industrial de Villel (Teruel) en la que se aprehendió un total de cuatro toneladas de marihuana. En la nave industrial de este pequeño pueblo de poco más de 300 habitantes se encargaban del secado de marihuana, contando incluso con una maquina descogolladora.

El edificio registrado, propiedad de una empresa que pretendía ocultar su actividad, contaba con una infraestructura preparada para el cultivo industrial de más de 10.000 plantas en sus diferentes estados de crecimiento y contenía todo lo necesario para la producción, secado y procesado de marihuana y sus derivados.

Los agentes han investigado a estas cinco personas, como presuntas autoras de varios delitos contra la salud pública, pertenencia a grupo criminal y defraudación de fluido eléctrico. La operación ha sido llevada a cabo por el Equipo contra la Delincuencia Organizada y Antidroga (EDOA) de la Comandancia de la Guardia Civil en Teruel, quienes han contado con el apoyo de la UOPJ de Tarragona y la Unidad Fiscal de la Comandancia de Barcelona.

Tanto los detenidos como las diligencias instruidas, fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción nº 3 de Teruel. Los otros detenidos en Teruel fueron puestos en libertad tras pagar la fianza que les impuso el juzgado turolense.

Print Friendly, PDF & Email