Paseando entre buitres y halcones en las Hoces del río Piedra

La ruta es una de las trece propuestas senderistas repartidas por toda la provincia de Zaragoza lanzada por la DPZ

En lo más remoto del territorio aragonés, más propio del oeste americano que del árido paisaje mesetario, un buitre leonado sobrevuela los barrancos del río Piedra. Recorre el serpenteante paraíso fluvial que atraviesa las paredes verticales de roca, plagadas de enebro, tomillo y bosques de carrasca en sus laderas. Asciende hasta el punto más alto del barranco, el Mirador del Reconquillo, desde donde puede vislumbrar el atardecer rojizo del horizonte en la Laguna de Gallocanta. Los grupos de senderistas lo contemplan a orillas del río, paseando a a través de la ruta de las Hoces del río Piedra.

Esta se extiende a lo largo de seis kilómetros partiendo de Aldehuela de Liestos, un pequeño pueblo de la comarca del Campo de Daroca que apenas alcanza el medio centenar de habitantes. “Las hoces son el gran tesoro de esta región”, valoran desde la oficina de Turismo de Daroca, que acaba de estrenar el proyecto “Ibérica Bike & Trail”, disponiendo más de 35 rutas realizables a pie o en bicicleta para dar a conocer el entorno mediante el deporte al aire libre.

Los caminos son aptos para todos los públicos y van especialmente dirigidos a familias con niños y grupos

A la entrada del pueblo, a mano izquierda, una pista agrícola marca el inicio del sendero. A unos metros está la primera decisión: GR-24 hacia el Sistema Ibérico, o PRZ-57 siguiendo el cauce del río Piedra, un camino que en época primaveral “lleva agua”, advierten desde Turismo, así que “hay que tenerlo en cuenta”.

Hacia el río Piedra, los viandantes empiezan a descubrir el bosque de mediterráneo repleto de fresnos, chopos, sauces y carrascas, cogiendo algo de altura, casi en el límite de la frontera con Castilla-La Mancha. El itinerario está balizado en todo momento hasta llegar a la zona de la Paramera de Blancas donde la vegetación se evapora y se abren los barrancos.

Pozos, cerros y peñas

El sendero se torna más abrupto y escarpado. Las Hoces quiebran el terreno, entre ellas está el Barranco de Montecillo, enclave característico de la zona. A nivel fotográfico, la ruta adquiere su máxima dimensión, en mayor medida gracias a las aves que sobrevuelan el ambiente. Nidifican especies únicas en Aragón como el picogordo, y no será difícil observar al carbonero, búho real, halcón peregrino o, el mencionado, buitre leonado.

Aquí existe la opción de volver a Aldehuela por el cauce del río seco o coronar el Mirador del Reconquillo. En la subida se aprecia el contraste del bosque mediterráneo entre la Paramera con las carrascas y la inmensidad del bosque de ribera en el fondo del pequeño valle. “La panorámica desde aquí es mejor vista del día”, subrayan desde Turismo.

Se han editado más de 10.000 folletos repartidos por las oficinas de turismo con todos los recorridos

Ni siquiera ellos alcanzan a adivinar la riqueza de la toponimia local de este lugar: El Pozo del Muchacho (formado en los meandros del río), el Cerro de los Lobos, el Cerro de la Muela, la Peña de los Buitres… “han ido adquiriendo su propio significado”, se explican. Pone fin al trayecto la Puerta de la Hoz, el marco que da entrada o salida a todos los visitantes.

En esta ruta circular, la pista inicial devuelve a los senderistas a Aldehuela. Son alrededor de tres horas y media, para todas las edades y en función de las pretensiones de cada uno. “Muy vistosa, invita a parar y contemplar el paisaje, los amantes de la ornitología deberían conocerla. La gente busca naturaleza y esperemos que a partir de esta nueva apertura cambie la situación”, concluyen desde la Oficina de Turismo de Daroca.

Disfruta de Zaragoza caminando

La ruta de las Hoces del río Piedra es una de las trece propuestas senderistas repartidas por toda la provincia de Zaragoza lanzada por la DPZ y apoyado por la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM). Senderos para conocer rincones sorprendentes, y muchas veces desconocidos, de los que disfrutar caminando.

La ruta tiene una duración de unas tres horas y media

Se han editado más de 10.000 folletos repartidos por las oficinas de turismo con todos los recorridos y, a través de la web de la FAM, pueden descargarse con toda la información individualizada de cada excursión y su track. Desde Aragón Digital, os iremos acompañando en cada sendero, para ir desgranando lo más destacado de cada ruta.

Los caminos son aptos para todos los públicos y van especialmente dirigidos a familias con niños y grupos de amigos. Y se elija la ruta que se elija siempre se aplican unas recomendaciones generales: respeta la naturaleza y el medio rural por el que camines; mantén el entorno limpio. Utiliza calzado adecuado y lleva siempre el equipo necesario: teléfono, agua… Sigue la ruta combinando las indicaciones del mapa, track o señalización; planifica tu ruta, avisa dónde vas y ante cualquier emergencia, llama al 112.

Print Friendly, PDF & Email