El Real Zaragoza nota la presión y se encuentra “desgastado” por las finales, según Zapater

Zapater mantiene la fe en atar la salvación cuanto antes. Foto: Real Zaragoza

Un último empuje, apenas tres semanas más en el campo de batalla. Eso es lo que le queda a un Real Zaragoza que quiere dejar los deberes hechos cuanto antes. La presión y la rueda de finales en las que se encuentra el equipo va desgastando a una escuadra que solo piensa en vencer este fin de semana. Alberto Zapater ha ejercido de portavoz del vestuario, y ha hecho un llamamiento a dar el arreón final para atar la permanencia y pensar en la próxima temporada.

Ese desgaste se está notando hasta en los equipos de máximo nivel del fútbol mundial. “Se va notando que el año se hace largo, lo ves hasta en los tres primeros de Primera”. Sin embargo, en el Real Zaragoza hay una “cuestión mental” que afecta especialmente a los maños y que hace que ese desgaste “sea mayor”. “Llevamos mucho tiempo así, y se va notando porque sabes que estas jugándote todo y que aún queda”, continuaba el capitán.

La ventaja del Real Zaragoza es que depende de sí mismo para afrontar el reto. Aun así, Zapa sostiene que no se ha puesto “con una calculadora” para conocer los puntos necesarios para salvarse. Esos cálculos “son solucionables si ganas a Las Palmas, porque así no tienes que mirar más”. Esa es la mentalidad del vestuario, el “tienes que hacerlo tú”. Ahora mismo, “un punto puede ser oro”, pero “necesitas ganar”.

Los maños acumulan ahora tres empates. Les está costando ganar, pero es difícil que pierdan. Aun así, este es el partido señalado para asestar el tiro de gracia y dejar de sufrir. “No hay que esperar hasta el final porque nos puede dar algo”, señalaba el “capi”. A pesar de que los de JIM se encuentran en una situación favorable, “ese margen puede ser engañoso”. Por ello es tan importante seguir dependiendo de los resultados propios.

Otro miedo a superar es el de vencer fuera de casa. La escuadra zaragocista tiene esa asignatura pendiente desde que comenzó la temporada, pero “las estadísticas están para romperlas”. Ahora mismo, jugar fuera “no tiene la importancia de hace un tiempo”, y el equipo “no piensa en esa dificultad”. “Solo pensamos en ganar en Las Palmas. Son tres partidos en diez días y queda muy poco. Puedes pensar en que los resultados sean buenos, pero si haces tu trabajo no tienes que fijarte en los demás”, aseveraba el de Ejea.

Uno de los aspectos fundamentales por los que no se deben hacer cuentas es la igualdad de la categoría. Por poner un ejemplo, el Sabadell venció al Rayo y al Mallorca cuando está “todo por jugarse”. Además, hay que contar con que equipos que no se juegan nada rinden más precisamente por esa falta de presión. “No sabes, no puedes contar con una lógica en el fútbol. Debería notarse que no se juegan nada, pero nuestros nervios pueden jugar en contra o a favor. No me fío de nadie”, continuaba el cincovillés.

A nivel personal, se encuentra en un gran estado de forma. Esta semana reconoce que se quitó “algo de tarea”, pero no hay secuelas de sus lesiones. “De la rodilla ni me acuerdo; la espalda me dio un poco la lata pero ya está solucionado, y esta semana he notado el aductor”, confesaba en rueda de prensa. Su mejor medicina “es jugar”, pero reconoce que lo importante “es el equipo” y que el que juegue ayude como ahora le toca a él. Cuatro partidos tienen para hacerlo.

Zapater ha reconocido también la importancia de sumar en todos los partidos, y de valorar cada punto logrado. “Llevamos muchas finales, y afortunadamente hace tiempo nos dimos cuenta que había que valorar cada punto. En septiembre no se valoraba por la urgencia, porque el objetivo era otro y no se valoraba empatar en Castellón”, señalaba. Es momento de vencer a Las Palmas y valorar el botín por tres.

Print Friendly, PDF & Email