El Ejército busca a Karim en la zona del azud del Ebro con un robot subacuático

La Policía Nacional solicitó este lunes al Ministerio de Defensa la intervención del Ejército en la búsqueda del menor desaparecido

La unidad de Pontoneros del Ejército de Tierra se ha unido a la búsqueda de Karim, el joven de trece años desaparecido en el Ebro. Lo harán en la zona del azud del Ebro, a la altura de Vadorrey, con un robot subacuático que peinará el río de orilla a orilla. Este aparato es capaz de captar imágenes en alta definición, y con un sónar, ofrece información más eficaz de las aguas.

Ha sido el capitán de la unidad, Álvaro Sanz, el que ha explicado el nuevo dispositivo. Ahora que se dan las condiciones apropiadas en el agua, se utiliza el robot subacuático que complementa a los drones que se mueven en el aire. El operativo se pone en marcha al ampliarse la zona de búsqueda, que si no fuese fructífera, podría desplazarse hasta Pina de Ebro.

Este nuevo dron subacuático se introduce por la dificultad con la que cuentan los buceadores para acceder a esa zona. Fue la propia Policía Nacional quien solicitó la ayuda al Ejército, que entonces aportó este robot con una cámara de visibilidad incorporada. Se trata de un paso más para poder terminar la búsqueda cuanto antes.

Hasta la zona del embarcadero se ha acercado el concejal delegado de Bomberos, Alfonso Mendoza, que ha explicado cómo se ha reanudado la búsqueda desde las 6.30 horas. De momento ha sido “infructuosa”, y por ello, además de la unidad de Pontoneros, se han unido nuevas unidades de caballería de Policía Local. Lo hacen para “recorrer las orillas del rio donde sea compatible con caballos”.

Desde el embarcadero al azud y de la Cartuja a la misma zona, se une también la Unidad Verde, que son “conocedores del rio y los galachos” Además, los buceadores van aguas arriba para abarcar la mayor zona posible. En este mismo sentido, los drones han realizado en apenas 24 horas 1.600 fotos, que son revisadas por profesionales de los ayuntamientos y diputaciones.

También ha acudido a conocer de primera mano el dispositivo de búsqueda la delegada del Gobierno en Aragón, Pilar Alegría. Allí ha reiterado, como lo han hecho desde el Ayuntamiento, que ponen a disposición de la ciudad “todas las herramientas posibles”.

El joven Karim, de 13 años de edad, desapareció el pasado fin de semana en el río, al que había acudido a bañarse. Un pescador dio el aviso de que el joven no había salido del agua y fue cuando se inició el dispositivo de búsqueda.

Print Friendly, PDF & Email