El AVE de la francesa Ouigo tendrá un impacto de 320 millones en la economía aragonesa

Lo billetes tendrán un precio de nueve euros y para los niños de cinco euros

La liberalización de la alta velocidad española viene de la mano de la francesa Ouigo, con sus nuevos trenes AVE de dos plantas que llegan hasta Zaragoza, Madrid, Barcelona y Tarragona. Se estima que tengan un impacto de 320 millones de euros en la economía aragonesa, ya que se caracterizan por sus bajos precios y tienen una capacidad para más de 500 pasajeros, además de diferentes horarios de salida por la mañana, a medio día o por la tarde. El objetivo principal de Ouigo es popularizar la alta velocidad y convertirse en el medio de transporte para toda la familia: adultos, niños y mascotas. Los adultos podrán viajar con billetes desde nueve euros y los niños con una tarifa plana de cinco euros.

Con sus tres idas y vueltas al día entre Madrid y Barcelona, con parada en Zaragoza, desde Ouigo estiman un impacto de “unos 320 millones de euros en los próximos diez años” en la economía local de Zaragoza y de Aragón, según ha detallado la directora general de Ouigo en España, Hélène Valenzuela. Además, ha señalado que a esto hay que sumarle “la dinamización de la economía local al permitir que más empresarios viajen y hagan negocios de manera más sencilla, ágil y accesible”. Zaragoza y Aragón en sí son un “destino cultural, turístico y económico clave” para esta empresa ferroviaria.

Asimismo, Valenzuela ha hecho hincapié en que sus trenes son “la opción más verde”, ya que un viaje en sus trenes “contamina 80 veces menos que un viaje en avión y 50 veces menos que uno en coche”. El modelo de Ouigo es sostenible, “tenemos un firme compromiso con España, con Aragón, con las familias y con el planeta; esa es nuestra hoja de ruta”, ha explicado la directora general.

El director de viajes SNCF, Alain Krakovitch, también ha informado de que en Francia, un total de 50 millones de personas ya han viajado con Ouigo debido a “sus atractivos precios, un 50% más bajos que los que hay actualmente en España”. Asimismo ha querido señalar que desde Ouigo tienen un compromiso a largo plazo con el país y que, “de momento están presentes en Barcelona, Madrid, Zaragoza y Tarragona, pero que próximamente esperan llegar hasta otras ciudades”.

Por su parte, la directora general de Turismo del Gobierno de Aragón, Elena Allué, ha enfatizado que la llegada de Ouigo a Zaragoza es una “oportunidad fantástica, tanto para la ciudad como para la Comunidad Autónoma aragonesa”, ya que con el abaratamiento de los costes, “los viajes se han socializado y ahora hay otro público, otro viajero, para poder montarse en este tren de alta velocidad”.

Además, Allué ha resaltado la gran capacidad hotelera que existe en la capital aragonesa, pero también “la capacidad congresual de infraestructuras singulares que tanto se demandan”. También ha señalado los puntos en común con Ouigo, entre los que destacan “ser excelentes en la oferta y, desde luego, ser cuidadosos en el respeto al medio ambiente y en la autenticidad del territorio.”

En su intervención, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha querido resumir en cuatro ideas fundamentales lo que esto aportará a la capital aragonesa. Con la liberalización llega la competencia y, gracias a esta, se reducen los precios. Así pues, Azcón ha declarado que “la reducción de los precios de los billetes va a hacer que familias completas puedan decidir cambiar su forma de movilidad a la alta velocidad”.

También ha subrayado el impacto económico que tendrá la llegada de los trenes Ouigo en el turismo de la capital de Aragón, ya que “tenemos unas infraestructuras turísticas de primer nivel, posibilidades de alojarse en nuestros hoteles absolutamente competitivas, además de unas instalaciones y equipamientos para albergar todo tipo de congresos”. Asimismo Zaragoza es una ciudad que cuenta con una rica “historia, cultura y gastronomía que ofrecer al resto del mundo” y por eso ahora “aportamos también la competitividad en la movilidad, venir a Zaragoza va a ser más barato”.

Para Jorge Azcón “son todo buenas noticias” porque la competencia va a significar “mejores precios, más posibilidades de coger el tren, más sostenibilidad y medio ambiente, además de la posibilidad de que muchas más personas vengan a conocer nuestra ciudad y nuestra Comunidad”.

Print Friendly, PDF & Email