Las bibliotecas dependientes del Gobierno de Aragón recuperan sus servicios presenciales

En todas ellas se elimina la cuarentena sobre las colecciones y se permitirá el libre acceso

Una vez decretado el fin del estado de alarma, las bibliotecas gestionadas por el Gobierno de Aragón recuperan este próximo lunes la presencialidad y los servicios habituales que se vieron interrumpidos el año pasado con la expansión de la pandemia. Dadas las restricciones establecidas desde el 14 de marzo del año pasado, y debido a las cautelas sanitarias impuestas, muchos de los servicios que prestan las Bibliotecas Públicas del Estado de Zaragoza, Huesca y Teruel y la Biblioteca de Aragón, tuvieron que prestarse de manera telemática.

Con el inicio de este nuevo periodo, las bibliotecas cumplirán las restricciones de aforos aún vigentes del 25%, asegurando la distancia interpersonal de 1,5 metros, el uso obligatorio de hidrogel y mascarilla, la ventilación cruzada permanente en todos los espacios abiertos al público y la intensificación en la desinfección de los puestos de trabajo y los de los usuarios.

En todas ellas se elimina la cuarentena sobre las colecciones y se permitirá el libre acceso. De hecho, la Biblioteca Pública de Teruel ya recuperó todas sus actividades el pasado 26 de abril. Por lo que respecta a los servicios, aunque se mantiene la cita previa para atención a investigadores y acceso a fondo antiguo, depósito legal y propiedad intelectual en alguno de los centros, el resto de servicios estarán abiertos al público:

Libre acceso a las colecciones (excepto en Hemeroteca); préstamos y devoluciones presenciales en sus mostradores correspondientes; creación de socios; información bibliográfica; préstamo en red e interbiblotecario; sala de referencia; y wifi. La consulta en sala de materiales no prestables, préstamos interbibliotecarios y consulta en Hemeroteca se seguirán facilitando con cita previa y aforo máximo de 3 personas al mismo tiempo.

Cuando se cumple un año del inicio de la pandemia, desde la Dirección General de Cultura, el balance que se hace en el ámbito de las bibliotecas ofrece un lado positivo que es el relativo al incremento de usuarios y préstamos.

Desde el comienzo de la pandemia se ha registrado un incremento del 92% de los préstamos que se hacen a través de la plataforma e-Biblio (un 90% en el caso de la Biblioteca de Zaragoza, por ejemplo) así como también se ha producido un crecimiento del número de altas de usuarios de manera que en el último año ha experimentado un incremento del 98,3%. Lo mismo ha ocurrido con el número de préstamos de libros y las altas de socios en todas las bibliotecas dependientes del Gobierno de Aragón. La pandemia ha hecho que prácticamente todos los centros experimenten un incremento en el número de altas de nuevos socios.

Print Friendly, PDF & Email