La primera noche sin toque de queda se salda con 30 denuncias por botellones y por no llevar mascarilla

Desde la Policía Local resaltan la normalidad en las zonas asignadas para su control

La Policía Local de Zaragoza ha intensificado las labores de vigilancia ante la finalización del estado de alarma y la supresión del toque de queda. Una primera noche con menos restricciones que se ha saldado con un total de 30 denuncias en la capital aragonesa por la práctica de consumo indebido de bebidas alcohólicas, además de diversos incumplimientos de mascarilla.

Desde la Policía Local resaltan la normalidad en las zonas asignadas para su control, tanto en la ribera del Ebro en su margen derecha como en los parques y zonas verdes, Parque del Tío Jorge, La Granja, Torre Ramona y Miraflores, donde ha habido presencia permanente de agentes.

Desde las 0.00 hasta las 2.30 horas, un equipo de la UAPO ha vigilado también Miralbueno, Pinares de Venecia y zonas de Torrero-La Paz, no detectando agrupaciones de personas que contravenga la normativa sanitaria actual. No obstante, en la calle Carlos Ortiz García se detectó a un grupo de unos 10-14 jóvenes, sobre la 1.30 horas, que ante la presencia policial sale a la carrera marchándose del lugar, si bien no se observa restos de suciedad ni se puede constatar la ingesta de bebidas.

Por su parte, la Policía Local de Teruel ha notado gente en la calle pero, afirman fuentes municipales, menos de lo esperado. Los agentes han recibido llamadas por molestias en pisos y se han controlado posibles zonas de reunión, pero sin detectar ningún botellón grande ni establecimientos abiertos, más allá algún local juvenil. Así, en esta primera noche se han puesto 15 denuncias por incumplir las medidas sanitarias vigentes tras el fin del estado de alarma.

Print Friendly, PDF & Email