La OCU pide que no sea obligatorio el uso “constante” de la mascarilla al aire libre

La mascarilla causa “fatiga” en los ciudadanos con un resultado “contraproducente”

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) pide a Gobierno y comunidades autónomas que, desde este 9 de mayo, fecha en la que ha decaído el estado de alarma, no sea obligatorio el uso “constante” de la mascarilla en espacios exteriores salvo en circunstancias en las que se produzca un contacto “estrecho” con otras personas y no se garantice la distancia de seguridad. Además, exige “normalizar” las visitas a residencias por el bien de residentes y familiares.

Con respecto a la mascarilla, asegura que la obligatoriedad “constante” de este elemento de protección es una medida “poco eficaz” en el momento actual y que causa “fatiga” en los ciudadanos con un resultado “contraproducente”, según precisa en un comunicado.

OCU considera necesario, a este respecto, que se “modifiquen y aclaren” determinadas normas de uso de la mascarilla en España y estima que la evidencia científica acumulada desde el inicio de la pandemia “hace necesario replantear” algunas de las medidas de prevención que fueron implementadas “en un momento en el que la incertidumbre sobre la transmisión de la infección era mayor”.

En este sentido, a su juicio, es necesario “poner énfasis” en las medidas de protección en el interior de los espacios públicos compartidos en los que se debe garantizar una adecuada ventilación y “obligar, ahí sí, al uso de mascarilla”. “No tanto en un espacio al aire libre donde la probabilidad de contagio, si se mantienen las distancias de seguridad, es mínima”, sentencia.

A este respecto, urge a “focalizar” las recomendaciones a la población en relación con los aforos, determinados por criterios “homogéneos y fundamentados” y que, según su criterio, “deberían acompañarse por directrices claras sobre salubridad del ambiente interior”.

Hartazgo

Por otra parte, puntualiza que el “cansancio” de los ciudadanos a la hora de llevar constantemente la mascarilla puede derivar en un “hartazgo que haga que se deje de respetar su uso o que éste sea inadecuado en situaciones en las que sigue siendo necesaria”.

Asimismo, emplaza a Gobierno, comunidades autónomas y UE, a coordinarse para adoptar unas directrices “claras” en relación con las personas vacunadas y que puedan acreditar que han pasado la infección para, en su caso, eximirles del cumplimiento de la normativa para frenar la expansión del virus.

Por último, OCU pide que se “normalice” el régimen de visitas a las residencias y centros de mayores teniendo en cuenta que ya se ha llevado a cabo la vacunación de la “práctica totalidad” de los residentes, usuarios y trabajadores, al entender que estas visitas resultan “fundamentales” para residentes y familiares.

Print Friendly, PDF & Email