Las medidas sanitarias aragonesas no corren peligro a corto plazo de ser tumbadas

La norma aragonesa, única en toda España, está en vigor desde diciembre, cuando fue aprobada en las Cortes

La Ley aragonesa que contempla los confinamientos y otras medidas sanitarias, de momento, no corre peligro, aunque “no sea constitucional”. Así lo considera el profesor de Derecho Constitucional de la Universidad de Zaragoza, Enrique Cebrián, quien ha afirmado que, al no haber estado de alarma, “se plantean muchos problemas porque al final suponen una limitación de derechos fundamentales”.

La norma aragonesa, única en toda España, está en vigor desde diciembre y en su momento, en el periodo legal para recurrirla, no se hizo. Sin embargo, cuando comience a aplicarse, un juez sí podría plantear una cuestión de inconstitucionalidad. El proceso de aplicar una cuestión de inconstitucionalidad deberá ser llevado ante el Tribunal Constitucional por un juez, algo que, según Cebrián, “puede tardar años”. “No es una medida inmediata, la norma actualmente está en vigor”, ha explicado.

Cebrián señala que no hay criterios claros de por qué se ha planteado un recurso de inconstitucionalidad a la norma gallega y no a la aragonesa. Galicia presentó una ley “con contenidos similares” y fue recurrida por la presidencia del Gobierno español. En cambio, la aragonesa no. “Aragón es la única comunidad que tiene esta norma. Únicamente solo habría problemas si se quisiera continuar con el toque de queda por la noche”, ha continuado.

Aún así, el profesor apuesta por haber reformado la legislación sanitaria con una Ley Orgánica o la continuación del estado de alarma hasta el inicio del verano, aunque afirma que “las medidas puede que sean las mismas pero de una manera más incorrecta y menos garantista”.

Print Friendly, PDF & Email