La historia de la carrasca de Lecina ya duerme con el diploma al mejor árbol bajo sus ramas

Los oscenses recibieron un total de 104.000 votos

Lecina tenía este jueves señalado en el calendario. Después de que el 17 de marzo la carrasca de este municipio de tan solo trece habitantes recibiera el título a Mejor Árbol Europeo de 2021, la encina ha recibido su tan preciado diploma. Los oscenses recibieron un total de 104.000 votos, que se consiguieron gracias al empeño y al compromiso de todos los vecinos de la zona.

La vicepresidenta de la Diputación Provincial de Huesca, Elisa Sancho, ha felicitado a los vecinos del municipio y a toda la provincia de Huesca porque ha indicado que esta catalogación es “un reconocimiento a la vida en el medio rural”.

Sancho ha alegado que el título honorífico como Árbol Europeo del Año reconoce, por un lado, “a muchas generaciones de habitantes rurales que han preservado el patrimonio natural asentando sus proyectos de vida en los pueblos” y, por otro, a una provincia como la de Huesca que es “un referente del reequilibrio territorial”. Este título, ha añadido “es una gran oportunidad de difusión nacional e internacional a través de un símbolo de la naturaleza que no solo atrae a visitantes para conocer este entorno maravilloso, sino también a aquellos que buscan una vuelta a los orígenes, algo que se está revelando cada vez más importante”.

La vicepresidenta de la DPH ha sostenido que las instituciones deben facilitar estos proyectos de vida en el medio rural en lugar de dificultarlos: “Debemos tener muy claro qué queremos proteger. El reto demográfico debe unirnos a todos para que todas las voces se tengan en cuenta. Determinadas leyes elaboradas desde las grandes urbes sentencian a muchas familias que viven aquí; hacen falta medidas específicas que se adecuen a esta realidad y faciliten este modelo de vida”.

La alcaldesa de Bárcabo, Carmen Lalueza, ha dado la bienvenida a una amplia representación política y social que ha asistido a la celebración y ha agradecido, visiblemente emocionada, que los vecinos de la provincia de Huesca hayan querido con sus votos que “este espectacular árbol sea embajador de su tierra” porque “es consciente del cariño que le tienen todos los pueblos de Somontano y Sobrarbe, por cercanía, pero también de tantos otros que la visitan desde muy lejos y la admiran con un profundo respeto”.

Sancho ha explicado que la institución provincial apoyó la candidatura de la carrasca de Lecina al certamen a través de la sociedad de promoción turística TuHuesca y de la marca Huesca La Magia: “Ha sido un trabajo en equipo. Hemos demostrado que en esta provincia vamos todos a una. El esfuerzo ha dado sus frutos y hoy los estamos saboreando”. “El nombre de Huesca -ha continuado- suena en toda Europa como un referente del cuidado del patrimonio natural y de una forma de vida sostenible”.

Por su parte, el consejero de Agricultura, Joaquín Olona, también ha reconocido la sensibilidad ambiental que tiene el territorio, en particular, la población de esta zona, “porque si hoy podemos celebrar y participar en la entrega de este premio a una carrasca milenaria, es porque durante siglos, los habitantes de esta zona la han cuidado, y, durante los años más recientes, los responsables públicos como su alcaldesa o las propietarias, a quien también hay reconocer su sensibilidad”, ha dicho. “Desde las instituciones, los poderes públicos y desde la sociedad tenemos que confiar más en la sensibilidad ambiental que tiene el medio rural, porque son auténticos y verdaderos guardianes del territorio. Si hoy podemos disfrutar de los recursos naturales que aún tenemos es porque durante generaciones, hay quién los ha cuidado y conservado”, ha añadido.

Print Friendly, PDF & Email