El Ballet Nacional de España rememora a Goya en su faceta más musical, artista y coreográfica

Eterna Ibera se podrá disfrutar en la gala

La música y la danza son el perfecto lenguaje para honrar la imagen de un artista. 2021 continúa siendo el año en mayúsculas de Goya; Aragón ha movilizado cielo y tierra para recordar a uno de los artistas aragoneses más emblemáticos del panorama cultural. El Palacio de Congresos de Zaragoza acoge este viernes “Invocación”, un espectáculo del Ballet Nacional de España que forma parte del ciclo “Música para Goya. De salones, tonadillas y fandangos”. Esta iniciativa, fruto de la colaboración del Gobierno de Aragón y la Diputación Provincial de Zaragoza, nace con el objetivo de llevar al ciudadano todo tipo de propuestas culturales y, de esta manera, que la sociedad esté orgullosa de su cultura.

“Esta gala es símbolo de la excelencia”, ha reconocido la diputada de Cultura de DPZ, Ros Cihuelo. El Ballet Nacional de España, que lleva quince años sin pisar suelo zaragozano, desarrollará un programa que ofrece una visión global de la Danza Española, abarcando la mayor parte de sus estilos. La gala, tal y como ha explicado el director de la compañía, Rubén Olmo, está dividida en dos partes, en las que se profundizará sobre aspectos desde la escuela bolera al flamenco.

“Invocación bolera” está incluida en el programa “Invocación”, una visión global de la danza española. La música de “Invocación bolera” es una composición contemporánea original para esta pieza encargada por el Ballet Nacional al joven compositor y director de orquesta, Manuel Busto. El vestuario ha sido diseñado por Pedro Moreno para la obra de Ballet Nacional de España Fandango del Padre Soler y ha sido adaptado por el propio diseñador para esta obra.

Habrá un periodo de transición con “Jauleña”, música de Manuel Busto; un solo interpretado por el director del Ballet Nacional de España que mezcla estilos de danza con el protagonismo del zapateado y la granaína. Completa la primera parte del espectáculo “Eterna Iberia”, de Antonio Narrajo. En esta obra se disfrutará de una coreografía de danza estilizada que utiliza elementos tradicionales de la danza española.

La influencia y repercusión Goya se podrá disfrutar en toda la primera parte, especialmente en la Escuela Bolera gracias a fandangos y seguidillas. Este programa supone la primera vez en su historia que la compañía pública incluye en su repertorio una coreografía de Mario Moya, bailaor y coreógrafo fallecido en 2008.

“No es un espectáculo de argumento. Ofrecemos las riquezas que tenemos en España de todas las disciplinas del baile”, ha reconocido Rubén Olmo. Todavía quedan las últimas entradas disponibles en la página oficial de Ibercaja. Tal y como ha declarado el director general de cultura, Víctor Lucea, el aforo, que está reducido a 640 personas por las restricciones de la Covid-19, cuenta con todas las medidas para garantizar toda la seguridad posible.

Esta iniciativa del Gobierno de Aragón y de la DPZ cierra una nueva cita para continuar disfrutando de Goya y recordar la huella y la influencia que dejó a todas las disciplinas de la cultura.

Print Friendly, PDF & Email