Mikel Rico renueva con el Huesca hasta 2022

Mikel Rico amplía un año más su vínculo con el Huesca

Mikel Rico vestirá la camiseta de la S.D. Huesca una temporada más. El club ha llegado a un acuerdo de renovación con el jugador vasco para ampliar su contrato hasta junio de 2022. El equipo mantiene así a uno de los hombres clave del último ascenso a Primera, referente de la plantilla azulgrana tanto dentro como fuera del césped. Actualmente es uno de los capitanes del vestuario.

El centrocampista, de 36 años, vive su tercera etapa en el Huesca desde el inicio de la temporada 2019/20. Entonces, fichó por dos cursos procedente del Athletic Club. Volvía así más de una década después, llegando por primera vez cedido del Poli Ejido en la temporada 2007/08 y logrando el primer ascenso a Segunda División. En 2009 regresó en propiedad del Huesca. Sus buenas actuaciones en El Alcoraz lo catapultaron hasta el Granada, equipo con el que ascendió a Primera y del que pasó al Athletic de Bilbao, donde disputó competición europea.

En toda su trayectoria como azulgrana ha disputado un total de 118 partidos, anotando 16 goles. En la presente temporada sigue siendo uno de los pulmones en la medular del equipo altoaragonés, habiendo participado en 28 encuentros y anotado un gol.

“Contento, ilusionado y motivado”. Así aseguró Mikel Rico sentirse ante su ampliación de contrato. “Cuando vine ya dije que para mí era un orgullo venir aquí. Pero que no quería hacer muchos años, porque quería ver cómo respondía, cómo me encontraba. Y me encuentro bien. Estoy feliz y el club está contento conmigo y hemos decidido seguir un año más juntos”, explicaba el jugador su acuerdo de renovación.

“Espero lo mismo que hasta ahora. Seguir disfrutando a nivel individual y seguir cumpliendo objetivos a nivel grupal. Ojalá nos podamos salvar este año y disfrutar del que viene en Primera, y si no, sin reblar, donde estemos”, añadía, pensando también en la próxima temporada. “Ha cambiado mucho El Alcoraz, la ciudad, los campos de entrenamiento, el club. Ha cambiado todo. Al final no dejan de ser 14 o 16 años, pero los saltos de categoría se notan y el club se va poniendo al día”, aseveraba.

Mikel habló también del momento actual del equipo, ante la visita al Cádiz del próximo sábado. “El equipo está bien. Las victorias refuerzan el trabajo. Quedan tres semanas muy intensas, con cuatro partidos en las que nos jugamos todo el año. El equipo está muy vivo y con ganas del partido”, dijo sobre la moral del equipo tras ganar a la Real Sociedad. “Se puede decir que el Cádiz está virtualmente salvado, pero matemáticamente no lo está. Va a intentar hacer sus deberes, ganar sus partidos y salvarse. Será un partido difícil, correoso, incómodo… sabemos lo que nos vamos a encontrar”.

“A estas alturas igual miras si necesitas 37 o 36 puntos…Pero no piensas con detalle: hay que ganar este, que pierdan aquí… Solo sabemos que para salvarnos tenemos que ganar. Empezando por el Cádiz, y luego ya se verá la cosa”, añadía sobre las cuentas de la salvación.

Print Friendly, PDF & Email