Los aragoneses que no vivan en zonas confinadas podrán viajar entre comunidades desde el 9 de mayo

La DGA aprobará un nuevo Decreto Ley que permitirá mantener los confinamientos perimetrales municipales y comarcales actuales

Todos los aragoneses que no residan en zonas que actualmente están confinadas podrán viajar entre comunidades para ir a la playa, montaña o donde desee a partir del 9 de mayo, cuando finaliza el estado de alarma, siempre que su destino no sufra también cierres perimetrales. Así lo ha confirmado este miércoles la consejera de Sanidad, Sira Repollés, que ha comparecido para anunciar las novedades en el marco normativo tras este 9 de mayo.

Además, el Gobierno de Aragón va a aprobar este viernes un nuevo Decreto Ley que permitirá mantener los confinamientos perimetrales municipales y comarcales actuales, en las localidades de Tarazona, Jaca y Calatayud y las comarcas de Cinco Villas, Cariñena, Ribera Alta del Ebro y Valdejalón. Lo hace en virtud de la ley aragonesa aprobada en diciembre, y que permite al Ejecutivo asumir estas restricciones, así como las limitaciones de aforo y horarios en comercios y hostelería. La principal diferencia es que, a partir de ahora, los nuevos confinamientos deberán ser ratificados por las Cortes, aunque la mayoría absoluta del cuatripartito hace que cualquier medida de Sanidad sea aprobada sin oposición.

Como ha anunciado la consejera, que no descarta añadir nuevos confinamientos antes del viernes, Aragón se encuentra en “lo que parece” su quinta ola epidemiológica, por lo que se hace necesario tomar las medidas que hagan falta ante la evolución de la Covid, a pesar de que el confinamiento autonómico y el toque de queda sean eliminados. “El levantamiento no significa el fin de la pandemia. Continuaremos trabajando como hasta ahora para seguir gestionando la situación con la misma normalidad”, ha matizado Repollés.

En este sentido, ha querido dejar claro que el nuevo paradigma partir del próximo 9 de mayo será similar al actual excepto por las dos medidas que dicta el Gobierno de España. “Un ciudadano aragonés que se quiera ir a la playa se podrá ir si no procede de una zona confinada dentro del territorio autonómico”, ha ejemplificado. No obstante, la responsable de Sanidad ha asegurado que la ley aragonesa -que no ha sido cuestionada por ninguna otra autonomía- aprobada a finales de 2020 les permite controlar restricciones en número de personas y parcelas horarias en el ámbito comercial y hostelero.

La orden que publicará el Boletín Oficial de Aragón (BOA) establecerá diferentes niveles de alerta e incluirá modificaciones a aplicar dentro de las limitaciones en los territorios aragoneses. Para las zonas actualmente confinadas se mantiene el nivel 3 agravado, mientras que el resto de la Comunidad continúa con el nivel 3 ordinario. Para las áreas enmarcadas en este último, “iremos anunciando distintas modulaciones en función del avance en los contagios”, ha explicado.

Aforos y horarios 

En lo referente a medidas más concretas, la consejera ha expuesto que para las celebraciones en establecimientos hosteleros se mantiene el 30% del aforo total, pero se pasa ahora a una limitación máxima de 30 personas en interiores y de 50 en el exterior -para dar homogeneidad a bautizos, comuniones y bodas-. En espacios para ferias, el número de atracciones aumenta hasta las doce, mientras que las visitas turísticas guiadas podrán contar ahora con 15 personas. En las bibliotecas se permitirá el 50% del aforo, y en los eventos deportivos el máximo de asistentes será de 300 en interiores y de 500 en exteriores, aunque Repollés ha puntualizado que no entrarán a regular el público en aquellas competiciones dependientes del Consejo Superior de Deportes (CSD).

Asimismo, se modifica el marco de los eventos multitudinarios para unificarlos, quedando restringidos al aforo que determine la norma independientemente de su naturaleza. “Cuando estos eventos superen las 500 personas en interiores o las 1.000 en espacios al aire libre requerirán autorización previa por parte de Sanidad”, ha expresado.

Por otro lado, ha reconocido que existe un defecto entre la hora de cierre de los establecimientos hosteleros -que se mantiene a las 22.00 en las zonas no confinadas y a las 20.00 en las áreas confinadas- y la no persistencia del toque de queda a las 23.00 horas. “Resulta evidente que esto puede traer consecuencias epidemiológicas, pero quiero recordar que los botellones están prohibidos desde siempre”, ha apuntado. El número de personas para las reuniones de los territorios en nivel de alerta agravado se mantiene siempre en cuatro, mientras que para las zonas en nivel de alerta ordinario seguirá como hasta ahora, con un máximo de seis en terrazas y viviendas, y cuatro en interiores.

En este contexto, la consejera de Presidencia y Relaciones Institucionales de la DGA, Mayte Pérez, ha confirmado que este jueves se reunirá con la Delegación del Gobierno en Aragón para abordar ciertas cuestiones relativas a los cuerpos policiales y las fuerzas de seguridad del Estado de cara a regular los espacios públicos para hacer cumplir las restricciones.

El caso de Zaragoza

Repollés ha hecho mención especial a la capital aragonesa, que presenta una incidencia acumulada de 292 casos a catorce días. “La situación de Zaragoza capital se mantiene estable en fase de meseta, pero estamos vigilando especialmente las comarcas ubicadas en la zona occidental”, ha remarcado. En el caso de la ciudad de Zaragoza, que “siempre está en el punto de mira por concentrar mucha movilidad y un gran volumen de habitantes”, no sufrirá ninguna restricción en los próximos días, según ha comentado la consejera.

En otro orden de cosas, ha incidido en que desde el departamento están valorando la inclusión de nuevos indicadores para medir las características de la quinta ola, como la geografía de los contagios con el fin de “distinguir si las subidas y bajadas erráticas se deben a brotes no detectados o son consecuencia de la propia transmisión comunitaria”.

El índice de ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos es otra de las cuestiones que más preocupa a la responsable de Sanidad. Llegando a rozar los 70 pacientes ingresados en UCI durante los últimos días, confía en que pueden seguir manejándose con los dispositivos actuales, pero no descarta el posible incremento del número de camas si “aumentara todavía más la presión hospitalaria”.

Campaña de recogida de fruta 

En última instancia, Repollés ha adelantado que este viernes mantendrá una reunión bilateral con Cataluña para hablar de la posible vacunación de los temporeros y los trabajadores hortofrutícolas. “Está encima de la mesa la posibilidad de vacunar a todos los trabajadores de la fruta -no solo a los temporeros-, pero es algo que solo puede salir adelante con la aprobación del Ministerio de Sanidad y la disponibilidad de dosis suficientes para todos”, ha concluido.

Print Friendly, PDF & Email