Las localidades y comarcas confinadas mantendrán su cierre tras el fin del estado de alarma

Los cierres perimetrales durarán hasta el próximo 9 de mayo

El Gobierno de Aragón va a aprobar este viernes un nuevo Decreto Ley que permitirá mantener los confinamientos perimetrales municipales y comarcales actuales, en las localidades de Tarazona, Jaca y Calatayud y las comarcas de Cinco Villas, Cariñena, Ribera Alta del Ebro y Valdejalón. Lo hace en virtud de la ley aragonesa aprobada en diciembre, y que permite al Ejecutivo asumir estas restricciones, así como las limitaciones de aforo y horarios en comercios y hostelería. La principal diferencia es que, a partir de hora, los nuevos confinamientos deberán ser ratificados por las Cortes, aunque la mayoría absoluta del cuatripartito hace que cualquier medida de Sanidad sea aprobada sin oposición.

El Gobierno de Aragón va a aprobar este viernes un nuevo Decreto Ley que permitirá mantener los confinamientos perimetrales municipales y comarcales actuales, en las localidades de Tarazona, Jaca y Calatayud y las comarcas de Cinco Villas, Cariñena, Ribera Alta del Ebro y Valdejalón. Lo hace en virtud de la ley aragonesa aprobada en diciembre, y que permite al Ejecutivo asumir estas restricciones, así como las limitaciones de aforo y horarios en comercios y hostelería. La principal diferencia es que, a partir de hora, los nuevos confinamientos deberán ser ratificados por las Cortes, aunque la mayoría absoluta del cuatripartito hace que cualquier medida de Sanidad sea aprobada sin oposición.

Con ello, todos los aragoneses que no residan en zonas que actualmente están confinadas podrán viajar entre comunidades para ir a la playa, montaña o donde desee, cuando finaliza el estado de alarma, siempre que su destino no sufra también cierres perimetrales. Eso sí, la consejera de Sanidad, Sira Repollés, no descarta añadir nuevos confinamientos antes del viernes. “El levantamiento no significa el fin de la pandemia. Continuaremos trabajando como hasta ahora para seguir gestionando la situación con la misma normalidad”, ha incidido.

La orden que publicará el Boletín Oficial de Aragón (BOA) establecerá diferentes niveles de alerta e incluirá modificaciones a aplicar dentro de las limitaciones en los territorios aragoneses. Para las zonas actualmente confinadas se mantiene el nivel 3 agravado, mientras que el resto de la Comunidad continúa con el nivel 3 ordinario. Para las áreas enmarcadas en este último, “iremos anunciando distintas modulaciones en función del avance en los contagios”, ha explicado Repollés.

Respecto a Zaragoza, la consejera ha definido su situación como una «meseta», aunque mantienen la vigilancia «por concentrar mucha movilidad y un gran volumen de habitantes». Eso sí, ha dejado claro que «no sufrirá ninguna restricción en los próximos días».

Print Friendly, PDF & Email