Del triunfo de la “libertad” a la “derecha trumpista”: así reacciona la política aragonesa a la victoria de Ayuso

Lambán ha pedido a Ayuso que contribuya a los "grandes acuerdos" que necesita España

El alcance que había alcanzado en las últimas semanas la campaña electoral en Madrid presagiaba que sus resultados no se iban a limitar exclusivamente a este territorio. Y así ha ocurrido. Solo horas después de conocer la victoria de la popular Isabel Díaz Ayuso, y algunos al minuto de la noticia, prácticamente toda la política aragonesa emitía su valoración sobre los comicios, dividiéndose entre quien celebra “el triunfo de la libertad” o quien teme los efectos de la victoria “de la derecha trumpista y fascista”.

En primer lugar, el presidente de Aragón, Javier Lambán, daba la “enhorabuena” por redes sociales a Díaz Ayuso por su “triunfo electoral” en la Comunidad de Madrid, deseando que “su gobierno, junto con las demás comunidades autónomas, contribuya a los grandes acuerdos que necesita España para consolidarse como proyecto nacional de éxito”. Asimismo, mandaba su “solidaridad” con el PSOE madrileño y a su candidato y “buen amigo”, Ángel Gabilondo, mostrando su “fuerza y ánimo” para “rearmarse como alternativa socialdemócrata moderada en la Comunidad de Madrid”.

Una línea similar ha seguido la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, que ha felicitado a Díaz Ayuso durante la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, esperando que “una vez baje la adrenalina del éxito”, todas las autonomías “sigamos construyendo, dentro de la diversidad de las comunidades, soluciones para España”. Eso sí, la portavoz del Ejecutivo aragonés ha dejado claro que esta victoria del PP “no va a cambiar la hoja de ruta que tenemos marcada desde la moderación, diálogo y consenso para dar respuesta a las expectativas de la sociedad”.

Por su parte, el alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha calificado la victoria de Díaz Ayuso como “un magnífico resultado y una buenísima noticia para el PP y para Madrid”. En declaraciones a los medios de comunicación, el primer edil ha resaltado que “pone en una situación muy complicada a Sánchez”, que “decidió establecer una guerra contra Ayuso como presidenta de la Comunidad de Madrid buscando la confrontación y los madrileños le han dado la razón a ella”. Además, anoche, nada más conocer la marcha de Pablo Iglesias, escribía: “La noche no deja de darnos alegrías. Gana la libertad y deja el escenario político un líder extremista nacido de la crispación social y experto en agitar el odio y el rencor. Ganamos todos”.

Igualmente, el líder del Partido Popular en la Comunidad de Aragón, Luis María Beamonte, ha querido extender las felicitaciones al resto de miembros del partido por su trabajo. “La libertad y la convivencia la representa el Partido Popular”, ha afirmado Beamonte, ya que, a su juicio, los ciudadanos han elegido “un modelo de progreso, de seguridad y de oportunidades, exportable al resto del país”.

Ciudadanos fue uno de los grandes perdedores de esta jornada electoral, pasando de 26 diputados a no tener representación por no llegar al 5%. Su coordinador autonómico, Daniel Pérez, que este miércoles ha sido ascendido a vicesecretario general de la formación a nivel nacional, ha achacado estos resultados a “un clima de extrema polarización”, donde “ha imperado el voto útil para que uno de los bandos venciera”. “Tengo claro, y cualquier persona con visión objetiva, que no es comparable el escenario de Madrid con el de Aragón. No se puede comparar con otras autonomías, ni siquiera ese grado de crispación y tensión entre partidos, al que nos hemos mantenido al margen con un discurso diferente”, ha expuesto.

En una línea similar, la vicealcaldesa de Zaragoza, Sara Fernández, ha reconocido que el resultado en las urnas “no ha acompañado” al “gran proyecto que teníamos” para la capital de España, por lo que “internamente tendremos que hacer una reflexión en nuestra estrategia”. Aun así, seguirán apostando por su “proyecto de centro, liberal, con sensatez y haciendo una política útil” en las instituciones donde continúan gobernando. “En los órganos de partido tendremos que debatir cómo transmitimos nuestro proyecto y nuestras ideas, pero yo sigo defendiendo el proyecto de centro, liberal, sensatez y moderación, que en esta campaña ha sido bastante escasa”, ha lamentado.

Por parte de Vox, su líder en Aragón, Santiago Morón, ha calificado como “buen resultado” los trece escaños, uno más que en las anteriores elecciones, obtenido por Rocío Monasterio para la asamblea de Madrid. Del mismo modo, los ha definido como “buenos resultados para España”, al conseguir detener el avance del “frente popular”, apoyado en partidos de “extrema izquierda y separatistas”. Finalmente, invitan a la celebración de una nueva comicios nacionales que den una “nueva representación” de la opinión pública del país.

Desde Podemos Aragón, su coordinadora autonómica, Maru Díaz, cree que “no son una buena noticia para la gente corriente”, al no lograr formar una mayoría “que garantice alternativa a la derecha”. “Toca seguir trabajando para defender lo público y defender la democracia de las amenazas de una derecha cada vez más radicalizada que no duda en recurrir a discursos trumpistas y fascistas”, ha añadido, dando las “gracias” a Pablo Iglesias por su trabajo para “cambiar nuestro país y marcar una hoja de ruta en la que seguimos trabajando”.

Además, el portavoz de Izquierda Unida en las Cortes, Álvaro Sanz, considera “preocupante” el triunfo de la “derecha trumpista de Ayuso” por “sus posibles implicaciones al situar al PP más lejos de los estándares democráticos de la derecha europea”. También ha lamentado que los “malos resultados” de la izquierda “dificultan los consensos que debemos alcanzar como país”.

Por otro lado, el diputado de Unidas Podemos en el Congreso por Zaragoza, Pablo Echenique, se ha limitado a dar “gracias” a Pablo Iglesias, destacando también la “dimensión histórica” que ha alcanzado en sus siete años en política.

Print Friendly, PDF & Email