2GoBurger: Hamburguesas para llevar con las que cumplir un sueño en Zaragoza

El chef de 2GoBurger, Carlos Fuentes, tiene ascendencia colombiana

Se acaba de cumplir un mes de la puesta en marcha en Zaragoza de 2GoBurger, en un local del barrio de San José. El concepto, sencillo, hamburguesas solo “para llevar”, pero con un toque de calidad distintivo. Se trata de un negocio novel, inédito; hay quienes dirían que se trata de “algo pequeñito”. Sin embargo, el sueño que hay detrás de este establecimiento es tan grande que no cabe en su cocina.

Los emprendedores que hay detrás son Carlos Fuentes y Natalia Páez, ambos de ascendencia colombiana. Sin embargo, las raíces aragonesas no faltan entre los fogones, pues la familia materna de él es de Zaragoza. Justo por este motivo, hace dos años decidieron asentarse en la capital. Carlos ha vivido también en Francia, y quizás ahí nació su pasión por la cocina, en la que lleva inmerso los últimos trece años: “Es lo único que sé hacer”, relata.

En Colombia regentaron dos restaurantes, pero la cosa no salió bien: “Fue un completo caos. Lo cierto es que en ese momento no sabíamos mucho de cómo funcionaba este negocio; son simplemente proyectos que se quedaron ahí”, aseguran. El mundo de la restauración es complejo, dedicado; requiere muchísimo tiempo en el que el esfuerzo es un factor determinante. “Trabajamos 24 horas, fines de semana incluidos; si no aguantas esto, es que realmente no te apasiona”, comenta Natalia. Debido a estas experiencias negativas, se han dado cuenta de que el futuro se encuentra en el mundo del delivery.

El origen de 2GoBurger es una idea que ambos tienen en mente desde hace mucho tiempo. El germen del negocio es lógicamente las hamburguesas, un plato que siempre le ha gustado a Carlos y que, además, “se me da bien cocinarlas”, dice. No tienen restaurante, solo un local que abrieron el pasado Jueves Santo con una cocina inmensa y perfectamente equipada en la que elaboran sus mejores platos para venderlos a domicilio. Glovo lleva de lado a lado sus degustaciones desde el momento de la apertura y la plataforma Uber Eats desde hace una semana, más o menos.

Las patatas son el perfecto acompañante de una burger

“Ahora con la pandemia, el hecho de montar un restaurante es algo con riesgo y el delivery es algo más estable que siempre va a estar ahí”, afirma Natalia. Lo cierto es que en una atmósfera de restricciones constantes nada está asegurado. Tienen muy claro que solo quieren enfocarse en ese negocio a domicilio que tanto da que hablar en las calles; ahí es donde ven su futuro más lejano.

Carlos cocina, Natalia gestiona la comunicación y un individuo cuyo nombre desconocemos representa un gran punto de apoyo para ellos. Es ayudante de cocina, atiende los pedidos, se encarga de entregárselo a los riders… Se trata de una persona totalmente multitarea. Lo cierto es que en este mundo de la restauración, y en especial el de la comida rápida, esta es una virtud importante, porque la competencia es feroz aunque la demanda también sea muy alta. Ellos tienen el sueño claro de expandirse: “A pesar de que la competencia es alta, nosotros somos capaces de ofrecer productos diferentes y originales”, afirma Carlos.

Los propietarios suben a Instagram sus elaboraciones para dar a conocer sus platos y conseguir difundirlos

Burger de roastbeef cocinada a baja temperatura con cebolla caramelizada, queso y salsa de la casa; Burger de pollo crispy sobre una salsa de bombarda; Burger de carne de vacuno del Pirineo… No dudan en incluir productos típicos de la región para que sus elaboraciones mantengan ese sello aragonés. Sus ideas propias quedan grabadas en la actitud de los clientes, los cuales no dudan en subir recomendaciones a Instagram para dar a conocer sus platos y conseguir difundirlos.

Natalia es la encargada de las redes sociales de la compañía, y no duda en mantener activos los lazos con la clientela. Asegura que no ha estudiado nada de marketing, ni de community manager, pero “le gusta”, admite. Ella aprende, ve qué es viral y que no, e “intenta hacerlo de la mejor forma posible”. De hecho, cuida mucho de esas redes de contacto y les dedica bastante tiempo para ver qué es lo que le llama la atención a la gente y observar las fluctuaciones que experimenta el mercado.

Pero ellos no quieren conformarse simplemente con un local; tienen más sueños. Quieren desarrollar en el futuro unas cuatro o cinco marcas. “Paso a paso”, dice Carlos. Les gustaría regentar varios establecimientos de comida y de diferentes tipos: siempre con la unión que representa el concepto de delivery. Ahora son hamburguesas, pero en el horizonte se encuentran diferentes líneas de negocio. “Vamos paso a paso”, dice también Natalia.

La idea está muy clara: tener esas cinco líneas de restauración basadas en el take away. Ese 2Go matriz siempre estará presente. 2Go Burger, 2Go American Food, 2Go Italian Food… Da igual la parte del mundo de la que provenga la comida, porque lo realmente importante es soñar con conseguirlo… Aquí en Zaragoza.

Print Friendly, PDF & Email