Los clubes reclaman a la ministra Darias que permita público en los estadios en el final de liga

Los clubes llevan un año esperando para volver a acoger público en las gradas

La Liga de Fútbol Profesional ha solicitado a la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que permita el regreso del público a los estadios de Primera y Segunda División, “según la situación sanitaria de cada comunidad autónoma”. De esta forma, sería cada Ejecutivo autonómico quien regularía, como ya ocurre en otras disciplinas y categorías, los aforos en cada recinto, en función de la situación epidémica en cada momento.

Es la respuesta de la patronal del fútbol a las declaraciones de la responsable de la cartera de Sanidad, donde afirmaba que la vuelta de los aficionados a las gradas “no sería lo más aconsejable” debido a la desigual incidencia del virus en cada territorio. “La situación de la pandemia es desigual en nuestro país. Estamos comenzando un lento descenso que esperemos que se consolide. Algunas comunidades tienen una incidencia por debajo de 70 y otras próximas a 400 o por encima de 500. Una medida así no creo que fuera lo más aconsejable”, exponía durante una visita a los puntos de vacunación del Hospital Universitario Central de Asturias (HUCA).

Y es que, cuando todos los aficionados, no sin reticencias, daban por hecho que se finalizaría la temporada de Primera, Segunda y ACB, LaLiga y el CSD se reunían el pasado lunes para tratar el protocolo de regreso de los aficionados a los estadios, según informaciones de varios medios nacionales. No obstante, en cuanto salió a la luz, tanto el ministro de Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, como ahora Carolina Darias salían al paso de los deseos de los aficionados, perplejos ante los continuos rechazos de Moncloa a la asistencia a los partidos.

Esta oposición del Gobierno central ha provocado que este lunes la Comisión Delegada de LaLiga, compuesta por 14 de los 42 clubes, haya emitido un comunicado para reivindicar la vuelta de los aficionados, algo que ocurre en otras categorías y disciplinas. No en vano, este domingo, La Romareda volvía a acoger 500 aficionados para un partido de Tercera División y, en Valencia, se dio la circunstancia de que, a las 14.00 horas, 1.400 personas disfrutaban de la final de la Liga Endesa femenina en La Fonteta, pero, a las 17.30 horas, no podía haber público en el partido de baloncesto masculino.

Así, los clubes llevan un año esperando para volver a acoger público en las gradas. Desde la suspensión de todas las competiciones por la pandemia, los equipos tuvieron que finalizar la temporada pasada jugando a puerta vacía, y, durante este curso 2020/2021, todavía no han podido celebrar ni un solo encuentro de Primera, Segunda y ACB con aficionados, con las consecuencias económicas que ello conlleva al perder los ingresos por taquillas y por toda la publicidad y consumo que se genera cada día de partido.

Print Friendly, PDF & Email