Buj pide relajar las medidas en la hostelería tras semanas de “incidencia muy baja” en Teruel

La alcaldesa de Teruel ha colocado también la llegada de turistas como "un punto de inflexión" para Teruel (Foto de archivo)
La alcaldesa de Teruel ha colocado también la llegada de turistas como "un punto de inflexión" para Teruel (Foto de archivo)

La alcaldesa de Teruel, Emma Buj, ha propuesto flexibilizar las restricciones de la pandemia, especialmente las relativas a la hostelería y los aforos, después de que la capital turolense acumule “mucho tiempo con una incidencia muy baja”. La alcaldesa ha lamentado así que la ciudad deba someterse a las mismas normas que otros territorios en Aragón en los que el virus tiene una mayor presencia.

“Siempre he sido partidaria de que se modulen las medidas en función de la incidencia del virus, tanto en contagios como en camas UCI, y Teruel lleva tiempo en cifras muy bajas”, ha justificado la alcaldesa. Esta petición podría ser llevada por Buj al encuentro del próximo 6 de mayo que las consejeras de Presidencia y Sanidad, Mayte Pérez y Sira Repollés, mantendrán con las entidades locales aragonesas.

“Claridad” sobre las medidas tras el Estado de Alarma

Un encuentro que llegará a solo tres días de la finalización del Estado de Alarma, previsto para el 9 de mayo. Tras esa fecha, las restricciones que contempla esta herramienta del Estado, como el toque de queda o los confinamientos autonómicos, dejarán de estar vigentes. Una situación ante la que Emma Buj ha pedido “claridad” para saber cuáles van a ser las normas a partir de ese día.

“Aquí nadie cuenta qué va a pasar después”, ha lamentado Buj, para quien los buenos datos de Teruel capital, y de toda la provincia, deberían permitir la llegada de turistas de otras comunidades. Un “punto de inflexión” para Teruel, como ha calificado la alcaldesa, que mientras la ciudad no pueda recibir a estos visitantes, “la economía de Teruel está gravemente comprometida”.

Print Friendly, PDF & Email
La alcaldesa de Teruel ha colocado también la llegada de turistas como "un punto de inflexión" para Teruel (Foto de archivo)