La sorpresa del Aguasvivas con la que estrenar pasarelas en la presa romana más alta del mundo

Multitud de turistas llegan de toda la provincia para contemplar la presa de Almonacid de la Cuba

Casi 2.000 años hace ya que la presa de La Cuba riega los campos de la localidad de Almonacid, en la comarca del Campo de Belchite. Este oasis en el desierto aragonés ha provisto a romanos, musulmanes, cristianos… Ahora, multitud de turistas llegan de toda la provincia para contemplar sus 34 metros de altura. En las próximas semanas estrenará sus pasarelas colgadas que cruzarán el desfiladero. Otro aliciente más para los aficionados al senderismo llamados a realizar la ruta entre Belchite y Almonacid.

Un sendero se abre en el pueblo viejo de Belchite. El lugar es cada día más insólito a medida que pasa el tiempo. Llano y pedregoso, el camino avanza sorteando el cauce del río Aguavivas. “Tiene este nombre por su caudal regular, es una zona de muchas filtraciones y, en épocas de mucho estiaje, va desahogando poco a poco”, advierte el alcalde de Almonacid de la Cuba, José Enrique Martínez Marco. Él y su amigo, el pintor aragonés Jesús Barranco, lo han recorrido en multitud de ocasiones en compañía de lugareños o grupos de turistas, y juntos trabajan en remover la actividad cultural de Almonacid.

Tras pisarlo por primera vez en 2005, a Jesús Barranco le cautivó aquel entorno geológico privilegiado. Había pasado los últimos once años en Estados Unidos, se empapó de la huella que dejaron los emperadores Domiciano, Vespasiano y Tito y del pasado geológico marítimo de la región belchitana. Cuenta que en una de sus andanzas, atravesando uno de los caminos, topó con lo que parecía ser la pisada de un dinosaurio, “he recorrido todo el monte, pero nunca la he vuelto a encontrar”, lamenta.

El escultor y ceramista comenzó a colaborar con el pueblo en la decoración de fachadas con el lema “donde hay una ruina, pon algo de belleza”. El alcalde agradeció sumamente su trabajo y hace unos meses le propuso poner en marcha el proyecto de rehabilitación de la sacristía mayor en la iglesia para convertirla en museo. Compuesta de motivos, paisajes del pueblo y alegorías religiosas, “antes de verano podrá visitarse”, avisa el pintor de un trabajo del que asegura sentirse “muy orgulloso”.

El Pozo de los Chorros

El Pozo de los Chorros es otro de los lugares que más reclamo turístico tiene en la zona

La senda discurre 30 minutos más a través del PR-Z 80, en algunas zonas, cruzando a la vía del Ferrocarril de Utrillas y es accesible con coche, pero el alcalde advierte que “se realice con precaución”, debido a las quejas que hubo el pasado verano por aglomeraciones. Con el Ayuntamiento de Belchite estudian la mejora de este tramo mediante puentes de madera para evitar que los visitantes crucen el río a través de piedras, “algo abrupto y complicado para los niños”, pero en solo unos minutos estás en el Pozo de los Chorros.

“Nadie se imagina que pueda estar esto en este entorno”, valora el alcalde. Las cascadas y pozas abundan en el paraje jurásico envuelto por las rocas. El torrente del río lo plaga de choperas y, entre la fauna, las especies más representativas son el petirrojo, el pinzón y el carbonero, además de rapaces como la aguililla calzada y la culebrera. En cuanto el calor empieza a apretar, es el destino natural predilecto de bañistas y veraneantes.

“El cauce del río realiza una hendidura en la tierra y se han creado diversos pozos que llegan hasta la cascada. Se puede visitar interactivamente a través de la página web y, desde el 5 de marzo que volvimos a abrir, vienen familias de todo Aragón, amigos y grupos de senderistas. No sabemos qué ocurrirá a partir del 9 de mayo, así que estaremos preparados”, indican desde la oficina de turismo de Belchite.

La presa de la Cuba

Al salir hay que superar las escaleras del Pozo de los Chorros, algo empinadas pero “la gente pasa igual”, subraya José Enrique, “porque los senderistas buscan también esa adrenalina, ¿no?”. El camino empieza a arreglarse conforme se accede a las huertas de Almonacid y tras alcanzar la hora y media de camino, alrededor de seis kilómetros, se llega al pueblo donde está la presa de la Cuba.

La presa de la Cuba es la más alta de las construidas por el Imperio Romano

La más alta del Imperio Romano, construida en torno al año 90 a.C., es uno de los monumentos más relevantes de la historia antigua de la península. Hecho de hormigón romano, compuesto de piedras, arena, cal y agua, y revestido por sillares de piedra, el muro de más de 100 metros regulaba el cauce del río para abastecer a sus habitantes. En el lado izquierdo de la presa se pueden apreciar un singular molino harinero y un canal de más de seis kilómetros de longitud, que conducía el agua hasta el Santuario de Nuestra Señora del Pueyo, donde se han encontrado restos de un asentamiento romano.

Las pasarelas colgadas y la recuperación de las antiguas escaleras serán su gran atracción a partir de este mes de mayo. Por lo abrupto del paisaje ha sido necesaria la utilización de un helicóptero para realizar los cálculos de la obra. “Forman parte del último tramo del camino, estilo “Mont Rebei o Montfalcó”, llegar y encontrarte con la presa va a ser de película”, afirma emocionado el alcalde, ante una de las rutas más extraordinarias de todo el territorio aragonés.

Disfruta de Zaragoza Caminando 

La ruta entre Belchite y Almonacid de la Cuba es una de las trece propuestas senderistas repartidas por toda la provincia de Zaragoza lanzada por la DPZ y apoyado por la Federación Aragonesa de Montañismo (FAM). Senderos para conocer rincones sorprendentes, y muchas veces desconocidos, de los que disfrutar caminando.

Se han editado más de 10.000 folletos repartidos por las oficinas de turismo con todos los recorridos y, a través de la web de la FAM, pueden descargarse con toda la información individualizada de cada excursión y su track. Desde Aragón Digital, os iremos acompañando en cada sendero, para ir desgranando lo más destacado de cada ruta.

Los caminos son aptos para todos los públicos y van especialmente dirigidos a familias con niños y grupos de amigos. Y se elija la ruta que se elija siempre se aplican unas recomendaciones generales: respeta la naturaleza y el medio rural por el que camines; mantén el entorno limpio. Utiliza calzado adecuado y lleva siempre el equipo necesario: teléfono, agua… Sigue la ruta combinando las indicaciones del mapa, track o señalización; planifica tu ruta, avisa dónde vas y ante cualquier emergencia, llama al 112.

Print Friendly, PDF & Email