La DPH y la Asamblea de Extremadura, unidas para reducir la brecha entre el medio rural y urbano

En el encuentro se abordaron cuestiones sobre todo derivadas de los efectos de la baja densidad demográfica en el medio rural de estos territorios

Las dos provincias extremeñas, Cáceres y Badajoz, tienen social y territorialmente muchos puntos en común con la altoaragonesa y de hecho estos símiles han conferido durante los últimos años una relación estrecha, de colaboración y entendimiento entre las instituciones extremeñas y la Diputación Provincial de Huesca. En esta línea precisamente el pasado jueves Miguel Gracia, Presidente de la institución oscense, recibió a la Presidenta de la Asamblea de Extremadura, Blanca Martín.

En el encuentro se abordaron cuestiones sobre todo derivadas de los efectos de la baja densidad demográfica en el medio rural de estos territorios y que, a juicio de los responsables institucionales, urgen de acciones coordinadas y con la implicación de las administraciones locales, para reducir la brecha entre el medio urbano y el rural. Tanto Miguel Gracia como Blanca Martín destacaron que el diagnóstico de la situación de esos territorios despoblados está ya hecho y subrayaron que la voluntad política de las administraciones es unánime para actuar e instaron a que cada institución en el ámbito que le compete sea “decidida y emprenda aquellas acciones necesarias teniendo siempre en cuenta a quienes viven en el territorio”.

El hecho de que las dos provincias extremeñas y la de Huesca sean territorios de interior, con una orografía que va desde las altas cumbres hasta llanuras más desérticas, que una parte de sus territorios limiten con otro país, con pueblos dispersos y una baja densidad demográfica, así como la población envejecida, son elementos que comparten estas provincias y sobre los que vienen actuando. “Tradicionalmente las diputaciones provinciales extremeñas y la de Huesca han mantenido siempre una voluntad de entendimiento y colaboración, somos territorios muy parecidos y eso nos lleva a que haya una estrecha relación”, han corroborado ambos Presidentes.

De hecho, durante el encuentro se ha recordado a Charo Cordero, fallecida el diciembre pasado y quien desde 2015 era Presidenta de la Diputación de Cáceres. Blanca Martín ha subrayado el coraje y el empeño de Charo en su defensa del medio rural y Miguel Gracia se ha referido a cómo se colaboró en acciones como los Congresos Nacionales de Despoblación, ya que el primero organizado por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en 2016 fue en la localidad cacereña de Montánchez y un año después cogió el testigo Huesca.

“Mucho antes de que en la agenda social, política, institucional y mediática estuviera el tema del reto demográfico, las diputaciones de Extremadura y de Huesca ya venían hablando del tema del medio rural porque es lo que conocen, la realidad de los municipios, ya que es su cometido principal y directo”, ha dicho Miguel Gracia.

En la reunión del jueves participaron también el Vicepresidente de la Asamblea de Extremadura, Miguel Ángel Morales, la Vicepresidenta de la DPH, Elisa Sancho, el alcalde de Huesca Luis Felipe y la Vicepresidenta Primera de las Cortes de Aragón, María Rodrigo.

Print Friendly, PDF & Email