ZeC pide liberar las patentes de las vacunas de la Covid-19

Imagen de archivo de una vacuna contra la Covid-19

El grupo municipal de Zaragoza en Común ha querido llevar el debate de la liberalización de las patentes de las vacunas del Coronavirus al Ayuntamiento de Zaragoza, como ha ocurrido en las principales administraciones del país y de Europa, “un debate público necesario, en el que contaremos con voces acreditadas y expertas que defienden que las vacunas y tratamientos contra las pandemias deben considerarse un bien público”, ha explicado la concejala de la formación, Luisa Broto.

Zaragoza en Común ha querido traer este debate a la capital aragonesa para buscar “los máximos apoyos para considerar estas vacunas como un bien público de acceso universal”.

La pandemia mundial por la Covid-19, con 134 millones de personas infectadas y 2,9 millones de muertos según las últimas estadísticas, es una de las crisis de mayor impacto sanitario y social del último siglo. “La obtención de una vacuna viable y efectiva para proteger en el menor tiempo posible al mayor número de población en todo el planeta se ha convertido en la estrategia prioritaria para abordarla, si bien la falta de vacunas contra la Covid es ya un gran problema a nivel mundial y que afecta especialmente a las zonas más pobres del mundo”, ha expresado Broto.

El grupo municipal pedirá que el pleno de la ciudad manifieste el derecho a la salud como un derecho prioritario, anteponiendo su garantía al beneficio privado, por lo que los derechos de propiedad intelectual, incluidas las patentes, no deberían dificultar la accesibilidad o la disponibilidad de cualquier vacuna o tratamiento para la Covid-19.

Con esta moción, la formación trata de que la corporación inste al gobierno de España a manifestar clara y explícitamente su apoyo a la exención de patentes de vacunas y promover y defender por todos los medios dicha exención en todos los organismos europeos y mundiales.

“Países de renta baja o en conflicto ni siquiera tienen la capacidad de realizar contratos con las farmacéuticas para disponer de las vacunas, produciendo así una discriminación en el acceso a la salud marcada por su capacidad económica y no por la necesidad o afectación de la pandemia”, ha destacado Broto.

En este contexto, las empresas farmacéuticas han mantenido su práctica habitual de control estricto sobre los derechos de propiedad intelectual y de monopolios sobre vacunas y tratamientos, a pesar de la gran inversión pública en investigación básica y aplicada para su desarrollo sin la cual hubiera sido imposible su desarrollo.

Con más de 2,9 millones de muertes en todo el mundo a causa de la COVID-19, “los gobiernos no pueden perder más tiempo a merced de la industria farmacéutica, que sigue con su negocio lucrativo y fijando altos precios, incluso en plena pandemia. Está en sus manos exigir un cambio y posicionarse a favor de la salud global”, ha señalado la concejala.

Iniciativas ciudadanas para liberalizar las patentes

La estrategia Covax, promovida también por la Organización Mundial de la Salud (OMS) junto a la Coalición para la Promoción de Innovaciones en pro de la Preparación ante Epidemias (CEPI), y la Alianza Global para las Vacunas (Gavi), para suministrar vacunas a los países de rentas más bajas también se está demostrando que no es suficiente debido al acaparamiento de las vacunas de los países ricos.

Por ello, están surgiendo numerosas iniciativas civiles que buscan liberalizar las patentes para permitir su acceso a la población mundial. La Iniciativa Ciudadana Europea #Right2Cure, impulsada en España por sindicatos como CCOO y UGT, organizaciones sanitarias como Medicusmundi, la Federación de Asociaciones en Defensa de la Sanidad Pública, Asociación por el acceso a Medicamentos Justos, Plataforma de afectados por la Hepatitis C o Farmamundi , y multitud de científicos y expertos, es un ejemplo de éstas.

En los próximos meses, los gobiernos se reunirán en la Organización Mundial del Comercio (OMC) para revisar una solicitud presentada por India y Sudáfrica en octubre de 2020 que propone suprimir las patentes sobre las vacunas, tratamientos y medicamentos de la Covid-19 mientras dure la pandemia y hasta lograr la inmunidad mundial. El objetivo es que todas las herramientas médicas para vencer a la Covid-19 estén disponibles y sean asequibles para todas las personas en todo el mundo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies