Los hogares para mayores en Aragón atendieron a más de 100.000 personas durante 2020

El 40% de las personas mayores en Aragón se encuentra en situación de soledad

Las personas mayores, especialmente las que viven en situación de soledad, han sido uno de los colectivos más afectados durante la pandemia, que ha puesto en el punto de mira la vulnerabilidad de muchos de ellos. Ante este panorama, la labor de los hogares para adultos mayores, las residencias y los centros de día en Aragón se ha tornado en esencial durante el 2020, llegando a atender a más de 100.000 personas. “Es el momento de pensar una política global para que este colectivo se convierta en el centro del debate”, ha manifestado la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales de la DGA, María Victoria Broto.

Considerando que el segmento poblacional mayor de 65 años supone un cuarto del total de la Comunidad (en torno a 250.000 personas), Aragón es un territorio bastante envejecido. Además, el 40% de esta cifra se trata de mayores en soledad. Por otro lado, Broto ha subrayado que la atención telefónica a este colectivo ha resultado fundamental, con una media de 600 llamadas mensuales a través del teléfono 900 de la ciudad de Zaragoza. “En este momento se atienden unas 300 llamadas mensuales”, ha puntualizado.

En este sentido, la portavoz del PP en materia ciudadana y social, María Ángeles Orós, ha preguntado a la consejera si existe alguna evaluación o informe de las personas mayores en soledad, así como un posible análisis de sus problemas físicos y psicológicos, cómo lo han pasado durante la Covid y cómo se encuentran actualmente, además de querer saber cuántas se hallan en situación de vulnerabilidad. “No han especificado nada sobre las medidas tomadas para reforzar el sistema de atención a las personas mayores solas en riesgo, ni han facilitado un listado para su seguimiento”, ha expresado.

Orós, que ha reconocido tener la sensación de que el Gobierno autonómico ha dejado de lado a los mayores que viven solos, solicita más protocolos de intervención y colaboración para acompañar y trasladar a estas personas a residencias y hospitales. “Señora Broto, es cierto que comparto ideas y su filosofía en algunos aspectos, pero se necesitan soluciones y acciones concretas”, ha exigido. Entre ellas, la popular apuesta por multiplicar la ayuda a domicilio y la teleasistencia, empoderar al voluntariado social, sensibilizar a la población o revisar la Estrategia de Atención y Protección Social a Personas Mayores en Aragón.

Departamento de Servicios Sociales 

Por su parte, Broto ha querido incidir en el trabajo que ha desarrollado el Departamento de Servicios Sociales, no solo en el ámbito residencial, sino en la gestión y planificación de los ayuntamientos. Asimismo, destaca que “se ha hecho un gran esfuerzo para que los trabajadores de los hogares pudieran seguir ayudando a las personas con dependencia”.

La Covid ha causado que la sociedad sea consciente de la importancia de la atención y cuidado de las personas mayores. Por este motivo, se hace necesaria una modificación para dar lo que este colectivo quiere recibir. Para ello, la consejera ha apuntado como pilares fundamentales la atención a la dependencia, la participación y la colaboración comunitaria, así como insistir en el desarrollo del teléfono del mayor.

No obstante, Broto también ha querido puntualizar que no todas las personas mayores que viven solas tienen un problema. En este contexto, confiesa que “sí que debemos promover mecanismos de detección para aquellas que están en situación de riesgo y vulnerabilidad”, reconociendo que “está claro que hay que hacer más cosas, pero con la ayuda conjunta de todos los grupos parlamentarios”. En última instancia, ha señalado que a los mayores les importa ser queridos y valorados; prueba de ello fue que las primeras personas vacunadas fueron los usuarios de residencias. “Toda la sociedad ha tenido sensibilidad en mayor o menor medida para dar respuesta a un colectivo que debe ser atendido”, ha concluido.

Consecuencias de la Covid en la población infantil 

Tras la comparecencia de la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, ha sido el turno del comisionado para la Infancia del Gobierno de Aragón, Florencio García Madrigal, que ha escudriñado las líneas de actuación llevadas a cabo para paliar las consecuencias de la Covid en la población infantil aragonesa, a petición de Cs.

La portavoz de Cs, Loreto Camañes, ha preguntando por el impulso de políticas que garanticen oportunidades de futuro para niños y adolescentes, así como actuaciones para revertir la situación en el segmento infantil o medidas para contrarrestar sus consecuencias psicológicas. García Madrigal ha reconocido que la pandemia ha evidenciado el aumento de las brechas educativas, digitales y de salud en el territorio aragonés, pero la Comunidad tiene unos parámetros de menor violencia -con una tasa de pobreza infantil inferior a la nacional- que en el resto de España.

Ante este panorama, el comisionado ha enumerado iniciativas que pretenden combatir las consecuencias de la Covid en la población infantil, tales como la inversión económica destinada por parte del Fondo Social Europeo Plus, la dotación de una asesoría emocional para jóvenes promovida por el IAJ, el servicio de integración familiar, la inclusión de 18 psicólogos clínicos, el desarrollo del sistema EduCovid, la enseñanza telemática, las ayudas directas a arrendatarios o el pago de préstamos en situaciones de especial vulnerabilidad.

Print Friendly, PDF & Email