Jaca teme encuentros en huertas y fincas para el Primer Viernes de Mayo que desaten más al virus

Jaca está experimentando una subida de casos de Covid-19 los últimos días

La ciudad de Jaca es uno de los municipios, junto a Barbastro, Ejea de los Caballeros y Tauste, que más preocupa por la subida pronunciada de contagios. Los datos de Incidencia Acumulada en 14 días por cada 100.000 habitantes muestran una fotografía de casi más de 100 puntos que la media aragonesa. Ahora asoma uno de los días más importantes del calendario jaqués, el Primer Viernes de Mayo, del que el Consistorio y el centro de salud temen que reúna a mucha gente en “huertas y fincas” donde el virus campe a sus anchas.

El alcalde del municipio altoaragonés, Juan Manuel Ramón Ipas, ha mostrado su preocupación por el constante aumento de casos en su ciudad y que la “transmisión comunitaria” es ya una realidad. El alcalde ha avisado que, aunque la mayoría de personas mayores están vacunadas y sin contagios, ocho personas, alguna de ellas rozando los 30, están ingresadas en el hospital, dos de ellas en la UCI.

Detrás de este aluvión de contagios progresivos podría estar la cepa británica, aunque avisan que desde el centro de salud es complicado establecerlo. Tampoco es posible conocer con detalle si detrás del mayor número de contagios estaría la llegada de turistas en los últimos puentes primaverales.

Temor del Primer Viernes de Mayo 

Pero todo apunta ahora a la fiesta jacetana por excelencia, el Primer Viernes de Mayo. Una fiesta que no tiene pensado ningún acto físico salvo el canto en comunidad en los balcones del himno tradicional de este día. El alcalde ha acordado que el himno del Primer Viernes de Mayo, el canto tradicional de la fiesta, solo sea transmitido por la radio local, evitando así que la megafonía pudiese crear encuentros multitudinarios en las calles.

Esta fiesta, en la que se reuniría la gente con familiares y amigos, podría ser un punto crítico de contagios y complicar mucho más la situación de su área de salud. El alcalde jaqués ha pedido responsabilidad y que se “anulen” todas esas fiestas previstas en “huertas y fincas privadas”, de las que el Consistorio ha tenido constancia.

También ha avisado que este lunes se reunirá la junta de seguridad local, en la que participarán todos los cuerpos de seguridad, para organizar un “importante” dispositivo policial para evitar estas reuniones, tanto en espacios privados como en bares y restaurantes. Un mensaje que el Consistorio también ha enviado al sector económico de la ciudad, sobre todo restauración, al que le han pedido “un cumplimiento estricto” de las medidas. Tal es la preocupación que, “un alto porcentajes de bares” han decidido no abrir este día tan importante, un año más, sin ningún acto festivo.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies