Tres derrotas consecutivas encienden las alarmas en el Huesca

Los oscenses suman tres jornadas seguidas sin ver puerta. Foto: S.D. Huesca

Imponerse a Levante y Elche de manera consecutiva supuso para la S.D. Huesca una bombona de oxígeno de primer nivel, tanto que los de Pacheta salían del descenso mucho tiempo después. Eso sí, desde entonces, la nada más absoluta. Porque los azulgranas han entrado en un bache en el tramo más delicado posible y tres derrotas seguidas han provocado que se enciendan todas las alarmas en el cuadro oscense.

Además de por los malos resultados, en cuanto a lo numérico exclusivamente, se suma también que la imagen del equipo ha decaído y parece estar quedándose sin fuelle cuando sólo restan cinco choques para llegar a la orilla. En los tropiezos frente a Atlético de Madrid, Alavés y Getafe los altoaragoneses no han sido capaces tampoco de ver puerta y la sensación de peligrosidad, que casi siempre abandera Rafa Mir, parece haber ido decayendo en el peor momento posible. En el más decisivo.

El último ante el Getafe, en un partido marcado por la inoperancia local en El Alcoraz y por un rival mucho más entero, más equipo y mucho más certero e instintivo en el área rival. Una derrota dolorosa por 0-2, equilibrada en la balanza de la agonía con la cosechada en Vitoria, la que dio alas al Alavés para empezar la remontada hacia la salvación.

El calendario depara dos choques importantes para los oscenses en los que poco pueden hacer más allá de estar atentos a los resultados. Porque con un partido menos figuran el Eibar, colista a cuatro puntos del Huesca que es penúltimo, y el Real Valladolid, que acompaña a ambos en descenso. Los vascos lo recuperan este mismo lunes ante la Real Sociedad, mientras que dos días más tarde lo harán los pucelanos en el estadio del Athletic, que ya no se juega nada más que la honra.

Si bien los de Pacheta están a tiempo de todo, a día de hoy la distancia con la permanencia es de tres puntos, marcada por el Elche que sí fue capaz de vencer esta jornada al Levante. Tanto los ilicitanos como el Alavés parecen los únicos alcanzables por el Huesca, ya que el Getafe ha abierto cierta brecha que le permite encarar la recta final con algo menos de urgencias. Cinco jornadas, 15 puntos, para que los oscenses traten de cosechar su primera permanencia en la máxima categoría de la historia.

Print Friendly, PDF & Email