Narváez quiere jugar más cerca del área

El colombiano suma nueve dianas en Liga. Foto: Real Zaragoza (Tino Gil)

Hacer gol en el Real Zaragoza se ha convertido esta temporada en profesión de riesgo. O en una aventura en la que, en muchas ocasiones, puedes finalizar los 90 minutos sin haber tenido ni siquiera la posibilidad de probar disparar a puerta. Eso sí, en cifras emerge por encima del resto un Juanjo Narváez que suma nueve dianas, que ha sostenido a los aragoneses en la lucha por la permanencia, y que este lunes ha expresado su deseo de cara a la recta final liguera.

Narváez antepone lo colectivo a lo individual, no sólo en palabrería sino en hechos, tal y como demuestra cada jornada en el césped. Eso sí, tiene el suficiente peso en el vestuario y equipo como para haber realizado en sala de prensa una petición cargada de respeto a su entrenador. “Me gustaría jugar más arriba, cerca del área”, ha admitido, recordando que en el primer tramo liguero lo hizo y consiguió “una racha positiva de marcar y ayudar al equipo”.

Sin embargo, lo que le exige JIM en el terreno de juego es que “arranque de banda izquierda”, que pruebe con centros o internarse por la zona central “para crear juego”. Resulta algo chocante que el máximo (y prácticamente único) goleador del Real Zaragoza sea precisamente el damnificado en cualquier sistema, vaciándose en ayudas y apoyos al lateral en lugar de centrarse en la tarea que le ha hecho despuntar en el conjunto maño.

El colombiano también ha admitido que se marchó “cabreado” del partido ante el Sporting, consciente de que el equipo pudo haber obtenido los tres puntos. Aunque JIM terminó satisfecho con el empate conseguido, el ariete ha recordado que en el vestuario son muchos y cada uno “saca sus conclusiones”. Sí reconoce que “a estas alturas del campeonato lo importante es sumar”.

Especialmente en lo que respecta al próximo viernes, el partido de entre partidos. Porque el Real Zaragoza visita el Anxo Carro de Lugo con mucho más que tres puntos en juego. Si los de JIM consiguen vencer tendrán la permanencia al alcance de la mano y, de paso, pueden dejar hundido a un rival directísimo.

Print Friendly, PDF & Email