La DPT destina 500.000 euros a las residencias de ancianos, más del doble que en 2020

La diputada delegada de Tercera Edad de la DPT, Rosario Pascual, ha explicado que son subvenciones destinadas a residencias municipales o gestionadas por entidades sin ánimo de lucro

La Diputación de Teruel (DPT) va a destinar 500.000 euros para las residencias de la tercera edad a través de una convocatoria publicada hoy mismo en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP). Mañana se abre el plazo para solicitar las ayudas que multiplican por dos los 240.000 euros previstos inicialmente en el presupuesto de 2020. El objetivo es atender mejor a unos centros especialmente castigados durante la pandemia, no solo desde el punto de vista sanitario y asistencial, sino también del económico puesto que los gastos han aumentado para cumplir los protocolos sanitarios y garantizar la calidad de la atención a los mayores.

La diputada delegada de Tercera Edad, Rosario Pascual, ha explicado esta mañana que “se trata de una cantidad excepcional, siempre de acuerdo al objetivo principal de nuestro presupuesto que es responder a las consecuencias de la pandemia en todos los ámbitos”. En este caso, ha dicho Pascual, son subvenciones destinadas a residencias municipales o gestionadas por entidades sin ánimo de lucro para «echarles una mano en la excelente labor que están realizando para cuidar a nuestros mayores en un tiempo muy complicado”.

Concretamente, las bases publicadas hoy señalan que se pueden acoger a esta convocatoria de subvenciones por la prestación de servicios las residencias que estén gestionadas directamente o dependan de ayuntamientos, asociaciones fundaciones, órdenes religiosas o patronatos, que tengan asumida la gestión del centro de forma directa o indirecta, siempre que acredite que no persiguen fines lucrativos, ni dependan económica o institucionalmente de entidades con ánimo de lucro.

“Queremos contribuir al mantenimiento o mejor funcionamiento de residencias que tienen exclusiva vocación de servicio y que, suele ser el caso de este tipo de gestión a la que nos referimos, tienen especial raigambre con el territorio y condiciones accesibles para todos los ancianos. Son estas las que consideramos más necesitan este tipo de subvenciones”, ha dicho Rosario Pascual.

Las ayudas están condicionadas a una serie de actividades a realizar y las solicitudes deben estar acompañadas por una memoria detallada que describa los objetivos y el cumplimiento de la finalidad que se pretende con la subvención, conforme al presupuesto previsto. De este modo, será imprescindible presentar el presupuesto total del proyecto, diferenciando el importe de la subvención, el obtenido a través de otras instituciones y el de financiación de la propia entidad solicitante. El periodo de ejecución de estas actividades abarca desde el 1 de septiembre de 2020 al 1 de agosto del 2021 y las subvenciones son compatibles con otras para la misma finalidad.

Los criterios que se establecen para la ponderación de los proyectos son la titularidad de la residencia, obteniendo el mayor número de puntos las que son públicas municipales, la capacidad real de plazas, el número de personas beneficiarias en 2020, el personal fijo y el personal eventual, así como el presupuesto total del servicio, sin incluir gastos de inversión ni de personal.

Las solicitudes deberán realizarse exclusivamente por medios electrónicos, a través de la Sede Electrónica de la Diputación de Teruel y el plazo de presentación será de 20 días hábiles a partir de la publicación de la convocatoria.

En la convocatoria de 2020, que contemplaba 240.000 euros, se beneficiaron 20 residencias de mayores de la provincia en las que viven más de 1.200 personas. En base a los proyectos presentados y los criterios de ponderación se concedieron ayudas que iban desde los 8.272,28 euros como mínimo a los 13.636,72 de máximo.

Además, en 2020 se puso en marcha otro programa de ayudas “extraordinarias y excepcionales” para las residencias afectadas por la pandemia de la covid-19 que contaba con un total de 74.000 euros, habilitados en la primera modificación del presupuesto. Los ayuntamientos o entidades titulares de los centros podrán recibir un importe máximo de 2.000 euros y en la solicitud deben describir las actuaciones realizadas o planificadas para combatir la enfermedad entre el 1 de enero y el 30 de noviembre. Finalmente se gastaron 46.000 euros porque solo 23 residencias de la provincia presentaron la solicitud.

Acción social 

Además, el BOP ha publicado hoy también la convocatoria de subvenciones para la realización de programas y servicios de acción social. Está dirigida a iniciativas relacionadas con la atención a discapacitados físicos y psíquicos y sus familiares, enfermos crónicos y sus familiares, adicciones, o la inserción social o laboral de personas excluidas o en riesgo de exclusión social. Contempla una cuantía total de 134.000 euros a repartir entre acciones que deben haber sido o ser ejecutadas desde el 1 de septiembre de 2019 hasta el 31 de agosto de 2020.

La diputada Rosario Pascual ha explicado que es una cantidad inferior a la del año anterior porque, ante las necesidades propias de la pandemia, se ha visto necesario establecer más convenios nominativos con entidades que concurrieron a este programa y que ahora, según señalan las bases, no pueden participar por esa razón en la presente convocatoria. “Son entidades como la Asociación Española contra el Cáncer o ASAPME que este año cuentan con su propia consignación y que el año pasado obtuvieron en este programa cerca de 44.000 euros. En total, el capítulo de Bienestar Social en el presupuesto de la DPT ha pasado de 568.700 euros en 2020 a 778.682,73 euros en 2021”, ha dicho.

Podrán acogerse a la presente convocatoria las asociaciones o entidades de acción social que realicen este tipo de actividades, programas, campañas, etc., en la provincia de Teruel, sin perseguir fines de lucro, ni depender económica o institucionalmente de entidades con ánimo de lucro. El número máximo de programas o proyectos subvencionables por entidad será de hasta dos. En la solicitud debe adjuntarse memoria detallada del proyecto a subvencionar, describiendo actividades, objetivos y el cumplimiento de la finalidad que persigue, así como su presupuesto total.

Una comisión de valoración de carácter técnico elaborará un informe en el que figurarán la aplicación de los criterios de valoración y el orden preferente resultante, elevándolo a la presidencia de la Corporación para su resolución. Los criterios valorados son el presupuesto del proyecto o servicio, la duración, el número de personas usuarias beneficiadas directamente, el ámbito de acción, el número de locales o instalaciones específicas o el número de socios de la entidad.

34 entidades y 37 acciones concretas se beneficiaron de las ayudas de Acción Social en 2020 con ayudas que iban desde los más de 8.000 euros en las cuantías máximas a las de alrededor de 1.000 euros las cuantías mínimas.

Print Friendly, PDF & Email