La aragonesa Dive Medical ayuda a detectar problemas visuales en los más pequeños con su tecnología eye tracking

Esta empresa de origen aragonés desarrolla una tecnología que permite la exploración rápida y precisa de la función visual en niños desde los seis meses de edad.

Ayudar a los pediatras y a los oftalmólogos a hacer un diagnóstico rápido y temprano sobre la vista de los más pequeños es el objetivo de Dive Medical. Esta empresa de origen aragonés desarrolla una tecnología que permite la exploración rápida y precisa de la función visual en niños desde los seis meses de edad, o en cualquier paciente que no puede cooperar por motivos neurológicos o por su corta edad, llamados pacientes no colaboradores. Esto les llevó a ganar los Premios Emprendedor XXI en Aragón, impulsados por CaixaBank, a través de DayOne, su división especializada para empresas de tecnología e innovación.

La CEO y cofundadora de Dive Medical, Mabel Gimeno, ha explicado que la empresa surgió “como un proyecto entre la Universidad de Zaragoza y el Instituto de Investigación Sanitario de Aragón”. Actualmente han desarrollado una tecnología que sirve para todo tipo de pacientes, pero “especialmente para aquellos que no pueden responder a lo que pregunta el doctor”, ha apuntado Gimeno.

Por lo general, los exámenes visuales se componen de una estructura pregunta-respuesta, en la que el especialista hace preguntas y el paciente tiene que responder para poder determinar su diagnóstico. En el caso de los pacientes no colaboradores “esto no es posible, ya que ellos no son capaces de comunicar sus respuestas”, ha explicado la CEO de Dive Medical. Para facilitar su diagnóstico han desarrollado el eye tracking, una técnica que consiste en “presentar al paciente una pantalla y detectar a dónde mira ante ciertos estímulos”, lo que les desvela la forma en la que ven y si tienen o no algún tipo de problema en su vista.

También utilizan inteligencia artificial (IA), según ha contado Mabel Gimeno, “se recogen todos los datos de los pacientes y con la IA, analizando distintos aspectos, se determina la probabilidad de que alguien presente algún problema visual”. Este método serviría sobre todo para hacer “labores de cribado en atención primaria o en ópticas”, ha detallado.

Desde Dive Medical “damos métricas que los oftalmólogos pueden utilizar para hacer su diagnóstico”, ha declarado Gimeno; mientras que en el caso de los pediatras “su misión es ver qué niños necesitan ser enviados al especialista, por lo que les haría falta la recomendación en vez de las métricas más precisas”.

Para Mabel Gimeno, en representación de Dive Medical, ganar este premio “implica un importante impulso en cuanto a visibilidad, credibilidad dentro del ecosistema de las “start-up” y te permite estar en contacto con otros ganadores, de los cuales siempre se aprende algo”. Además, han recibido una dotación económica de 5.000 euros, el acceso a un programa de formación internacional y mentoring especializado.

Bajo el punto de vista de la confundadora, “este es un proyecto que reúne la base tecnológica -una tecnología muy novedosa en el mercado internacional actual- y el componente de impacto social”, ya que pueden detectar de forma precoz problemas visuales.

Print Friendly, PDF & Email