Un inoperante Huesca sucumbe ante el Getafe y se aleja de la salvación (0-2)

El cuadro oscense no se encontraba nada cómodo sobre el verde debido a la seriedad y el buen hacer de los visitantes // Foto: SD Huesca

La SD Huesca falló en una de las fechas marcadas a fuego en el calendario de este tramo final de liga. Paso atrás en el objetivo de la salvación, que comienza a antojarse complicada después de encadenar tres derrotas consecutivas. Los tres puntos se marcharon del Alcoraz rumbo a Getafe en lo que podría calificarse como resultado justo. Los madrileños fueron mejores que los aragoneses sin apenas hacer ruido. El buen planteamiento de Bordalás, unido al enorme esfuerzo colectivo y la efectividad en ataque de sus pupilos, dejó inoperante a un Huesca que no supo inquietar la portería rival. Tan solo Rafa Mir pareció intentarlo, pero sus remates no crearon ningún peligro.

El cuadro altoaragonés introducía varios cambios respecto al once que jugó entresemana frente al Atlético de Madrid. Formaba con Andrés Fernández en portería, defensa de cinco conformada por Pulido, Insua y Vavro sosteniendo el eje central, mientras que Pedro López y Javi Galán actuaban como laterales. El centro del campo lo componían Mosquera, Ferreiro y Seoane para dejar a Sandro y Rafa Mir como referencias en ataque. Por parte de los getafenses, que partieron con un equipo muy similar al de hace dos jornadas cuando se midieron al Real Madrid, destacaban nombres como Arambarri, Cucurella o Jaime Mata.

Se intuía un partido duro, igualado y de disputas constantes teniendo en cuenta la necesidad de escapar de la quema por los puestos de descenso y las rachas de ambos conjuntos. A ello se sumaba la reciente victoria de un rival directo como el Elche o el empate del Alavés en Mestalla. Los oscenses -que portaban una elástica en honor al Día de San Jorge- venían de perder en Mendizorroza y en el Wanda Metropolitano, mientras que el Getafe llegaba con un balance de siete encuentros seguidos sin conocer el triunfo.

Se inició el choque sin un dominador claro. Ninguna ocasión ni sensación de peligro en los primeros 15 minutos. Pese a ello, jarro de agua fría para los azulgranas en torno al minuto 20. Mata conectó un cabezazo tras recibir un centro lateral que encontró la buena respuesta del meta local, pero el rechace fue directo a los pies de Enes Ünal, que tan solo tuvo que empujar el esférico ante el despiste de la zaga. El partido se ponía en contra de los aragoneses desde bien temprano. Una vez más, tocaba remar.

El cuadro oscense no se encontraba nada cómodo sobre el verde debido a la seriedad y el buen hacer de los visitantes. Rafa Mir lo probó desde lejos después de una jugada colectiva, pero su disparo salió muy alto. Pasado el minuto 40, fue de nuevo el punta murciano quien cabeceó un centro desde la derecha por encima del larguero.

En busca de reacciones en la segunda mitad 

Pacheta quiso refrescar al equipo introduciendo a Escriche y Siovas por Seoane y Vavro. Los cambios parecían sentar bien, y los aragoneses comenzaron a adelantar líneas. La peor de las noticias llegó en el 51, con Ünal otra vez como el gran protagonista. El turco realizó una jugada individual por banda izquierda que terminó con un tiro desde fuera del área que entró pegado al poste. 0-2 y al Huesca no le quedaba otra que arriesgar. Los azulones, que hoy vestían de blanco, demostraron máxima eficacia y efectividad al anotar dos goles en las dos únicas acciones ofensivas de las que disfrutaron.

Sergio Gómez y Doumbia entraron en el 68 en detrimento de Insua y Pedro López, dejando clara la intención del técnico local de impulsar a los suyos hacia el arco defendido por David Soria, que no se había visto obligado a intervenir hasta el momento. Por su parte, Andrés Fernández evitó la sentencia cerca del minuto 70 con una intervención de mérito ante un disparo de Maksimovic. Tanto el serbio como su compañero charrúa Mauro Arambarri impusieron siempre su orden barriéndolo todo en el mediocampo.

En el último tramo de encuentro, la SD Huesca lo intentó con envíos laterales que buscaban el poderío aéreo de Rafa Mir, aunque ninguno logró inquietar la portería getafense. Esta fue la tónica hasta el pitido final. El cuadro oscense se vio desactivado durante la totalidad del partido por un Getafe que supo manejar todas las facetas del juego sin pasar apuros. La salvación queda ahora un poco más lejos. Si los altoaragoneses no ganan su próximo compromiso frente a la Real Sociedad, su gran objetivo se tornará en una misión prácticamente imposible.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies