El grito a la vida de Antonio Orozco emociona y hace pedacitos a Zaragoza

Antonio Orozco arrasa en sus dos pases de Zaragoza

En muchas ocasiones la espera merece la pena. Después de cambios de fecha y de hora por las restricciones de la Covid, Antonio Orozco llegó este sábado a Zaragoza en un viaje con su “Aviónica” que cautivó, divirtió e hizo que los asistentes se olvidaran por un momento de todo. Orozco quiso que este espectáculo, que sirvió para presentar el despegue de su nuevo disco y recordar algunas de sus canciones más memorables, provocara entre el público lo que lleva persiguiendo durante tantos años; esta vez, sin abrazos pero con miradas, Zaragoza vibró, se emocionó y se formó con los pedacitos de la voz de Antonio Orozco.

Con dos pases a las 17.00 y a las 20.00 horas para cumplir con el aforo, 750 seguidores han cubierto todas las butacas en ambas sesiones. Con ese “a veces hay que romper con todo para empezar de nuevo”, tan propio de “Hoy”, Antonio Orozco comenzaba el concierto por todo lo alto, rompiendo desde el principio con los nervios y con la falta de costumbre del público tras tantos meses sin conciertos.

Antonio no quería perder ni un segundo del espectáculo y encadenó, de una forma asombrosa, las canciones de su nuevo disco junto a sus clásicos, que nunca pueden faltar en cada uno de sus espectáculos; “Llegará”, con una participación muy emotiva de los asistentes desde sus asientos, “Hoy será” o “Te esperaré” fueron solo las primeras piezas para recodar toda su trayectoria. Con mascarilla, también se animó a bajar al público y codearse con algún que otro fan, siempre respetando las distancias.

Pero Orozco no podía irse de Zaragoza sin lanzar un mensaje de esperanza; agradecido por el comportamiento del público ante las restricciones, ha pedido “abrazar con la mirada” y, sobre todo, mirar hacia adelante: “En unos meses, cuando todo esto esté mejor, echad la mirada para atrás y recordad que estuvisteis aquí”.

Después de la fiesta, llegó el momento más íntimo del concierto. Él solo sobre el escenario, con guitarra eléctrica, entonó la emoción y el sentimiento de “Devuélveme la vida” y “Pedacitos de ti”, para continuar con un más que conmovedor y reflexivo “Mi héroe” a piano. En este mismo instrumento, el espectáculo termino con “Entre sombras y sombras me faltas”, en el que en los últimos versos de la canción se incorporó la banda para darle ese toque musical y rompedor.

Después de sus pases en Zaragoza, Orozco llegará a Sevilla el 20 de mayo, a Valencia el 23 y a Barcelona los días 27 y 28 de mayo. Esta gira se suma así a los más de 2.500 conciertos que ha hecho en España, Europa y Latinoamérica. Con más de 1.500.000 discos vendidos, la música y la personalidad de Antonio ha emocionado y cautivado a todo aquel que disfruta de sus canciones. Entre sesión y sesión, se asoma un nuevo horizonte; porque como canta en “Hoy será”, “la suerte está cambiando, hoy vamos a ganar”.

Print Friendly, PDF & Email