Casademont se exhibe ante Unicaja en el adiós a Pepe Boned (78-101)

El sorteo de los emparejamientos tendrá lugar el próximo día 19 de agosto en Múnich

El conjunto aragonés volvió a vencer este sábado a domicilio frente a Unicaja para encadenar su tercera victoria consecutiva (78-101). El cuadro maño dominó el choque desde el inicio gracias a un serio arranque que le permitió lograr una cómoda renta al descanso que fue aumentando durante la segunda mitad. Con un gran juego colectivo y un estelar Wiley, los de Casimiro lograron un imponente triunfo en el que coquetearon con el basketaverage. La victoria fue para Pep Boned, periodista de Ebro FM, exárbitro de ACB y seguidor del conjunto rojillo, recientemente fallecido, cuya labor fue homenajeada por los dirigentes, jugadores y aficionados del club a través de redes sociales, y por sus compañeros de profesión, a los que siempre regaló su característica sonrisa.

Thomspon y Harris 3-3 a triple limpio abrieron el tanteador, antes de que Ennis, Brizuela y Wiley siguiesen sumando a un ritmo total de acierto con un 8-12. Si la bola era para Thompson en poste bajo, Harris usaba el cuerpo y San Miguel las manos para birlar la bola y salir al ataque. El choque andaba parejo en tanteador hasta que Casademont acabó por separarse (14-20) y forzar el tiempo local. Justiz empezaba a mandar con autoridad en canasta propia y ajena, recuperando esas sensaciones deseadas. Brizuela se fue al banco con dos faltas y Alonso, su sustituto, lo hizo en apenas en un minuto. Casademont se fue al +8 hasta que Benzing con un triple con suspense sobre la bocina dejó el +11 rojillo.

El equipo parecía rodado, hasta el punto de que Unicaja necesitaba cargar el rebote ofensivo para anotar en segundas y terceras opciones. Barreiro se acomodó al tramo con 3 libres hasta el 18-32 en apenas 2 minutos. Sulaimon aportó energía y puntos, como cada uno de los que salían a cancha en las rotaciones. Katsikaris recibió una técnica y así Benzing puso el +15, como Wiley en el 22-37. La actividad de Wiley llevó más ventaja, Alberto Díaz dos faltas en ataque a los de Casimiro y Hlinason su intimidación en cancha. Harris extendió la diferencia ante Abromaitis para que Brussino colocase el +20 (26-46). Solo una reacción de Unicaja al final (7-0) la limó la distancia al descanso.

La segunda parte

Tras la pausa, el inicio fue alocado. Brussino sumó pero Wackynski y Guerrero recortaron al 37-47 y con Harris cometiendo la tercera falta. Hasta ahí. Sin descomponerse, la reacción de Casademont Zaragoza no se hizo esperar: 0-7 con el triple de Brussino. Katsikaris pidió tiempo pero los de Casimiro, sumaban y seguían. La concentración y la motivación rojilla aumentaban el parcial con los libres y el mate de Harris, más Brussino para la máxima 39-63. Los aragoneses habían acelerado hasta el 44-69 desde la contundencia defensiva y la comodidad anotadora en ataque. Sulaimon se tuvo que ir al banquillo tras un golpe en el talón antes pero pudo sumar desde el 4.60 y deslizar la ventaja en el cuarto con una cómoda ventaja maña.

Al acto final acudió Unicaja a remontar y Casademont Zaragoza a confirmar su buen momento y tratar de arañar otra victoria en el Carpena. Benzing y Barreiro solventaban desde el 6.75 la férrea defensa malagueña, la misma que adelantaba líneas pretendiendo estrangular la circulación visitante (60-83). La defensa a toda cancha de Unicaja le daba cierto rédito de parcial (14-8) que Casimiro paró. San Miguel con un triple y Brussino de ganchito llevaron otra vez al +20, mediado el tramo (68-88). Brussino desbordaba a Alberto Díaz en el poste bajo y sacaba libres uno tras otro para seguir arañando ventajas y con la sombra del average en el horizonte (70-94) hasta sellar la contundente victoria, como le gustaba ganar a Pepe.

Print Friendly, PDF & Email