El Inaem convoca ayudas para apoyar a los trabajadores con discapacidad en los centros especiales

La consejera Marta Gastón, en una visita el Centro Especial de Empleo Oliver de Atades

Los centros especiales de empleo de Aragón ya pueden solicitar ayudas para el funcionamiento de sus Unidades de Apoyo a la actividad profesional. El Instituto Aragonés de Empleo (Inaem) ha convocado esta semana una nueva edición de esta línea de subvenciones, dotada con 1.050.000 euros, que permite financiar los costes laborales y de Seguridad Social derivados de la contratación indefinida del personal trabajador de esas unidades, que están incluidas entre los servicios de ajuste personal y social prestados a los trabajadores con discapacidad por los centros especiales.

En concreto, la actual convocatoria permite subvencionar esos costes vinculados a las unidades de apoyo, compuestas por personal técnico y por encargados de apoyo a la producción, desde el 1 de octubre de 2020 hasta el 30 de septiembre de 2021. El próximo 19 de mayo finaliza el plazo para que los centros especiales de empleo presenten las solicitudes de estas ayudas, que permiten atender a los trabajadores con especiales dificultades de inserción laboral, como son las personas con parálisis cerebral, con enfermedad mental o con discapacidad intelectual y las personas con discapacidad física o sensorial con un grado de discapacidad superior al 65%.

Aragón cuenta actualmente con 72 centros especiales de empleo en funcionamiento, que ocupan a más de 2.700 personas con discapacidad. Para respaldar sus objetivos, además de convocar anualmente la línea de ayudas destinada al funcionamiento de las Unidades de Apoyo, el Gobierno de Aragón también ofrece subvenciones para fomentar la integración laboral de las personas con discapacidad en estos centros, ayudas complementarias para favorecer la estabilidad en el empleo de los trabajadores con discapacidad severa y especiales dificultades, y para proyectos generadores de empleo promovidos por estos centros.

Apoyo al empleo

En total, el departamento de Economía, Planificación y Empleo, a través del Inaem, destina anualmente más de 17 millones de euros a la integración laboral de las personas con discapacidad tanto que permiten incentivar la contratación de trabajadores por cuenta ajena en el sistema de trabajo ordinario, fomentar el autoempleo y apoyar y desarrollar los centros especiales de empleo que trabajan en la Comunidad.

Los centros especiales son auténticas empresas cuya plantilla tiene que estar constituida al menos por un 70% de personas con discapacidad. Los centros especiales de empleo cumplen, sin perjuicio de sus objetivos empresariales, la finalidad social de integrar en el mundo laboral a estas personas que tendrían ciertas dificultades añadidas para encontrar un empleo.

Print Friendly, PDF & Email