Patéticas y peligrosas

Las declaraciones, hace unas semanas, del ministro de Universidades resultan patéticas en un hombre de pensamiento. De un Doctor en Sociología y Profesor de Universidad se esperaría un poco más de rigor científico. En lo que no le faltaba razón es en reconocer el peligro de una espiral de confrontación de la que él es claro protagonista. La situación política y económica es lo suficientemente tensa, dolorosa y grave como para que haya quienes se entretengan lanzando discursos incendiarios desde el Gobierno de España, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado.

Suso do Madrid

Print Friendly, PDF & Email