Una nabata recordará el tradicional Descenso por el Gállego

Los nabateros son profesionales de los ríos que simbolizan una tradición que se mantiene intacta

Al igual que ocurrió el año pasado, este 2021 se vuelve a cancelar el Descenso de Nabatas por el río Gállego debido a la emergencia sanitaria provocada por el coronavirus. En su lugar, van a realizarse diferentes actividades en un ambiente más reducido y con las medidas pertinentes para mantener viva la esencia de este acontecimiento que hace tan felices a los habitantes de Murillo de Gállego. Una de ellas será, por ejemplo, la construcción de una nabata en directo para recordar el tradicional Descenso. Lo cierto es que esta es una práctica que han adoptado muchos pueblos a lo largo y ancho de la geografía aragonesa, pero el de este pequeño municipio zaragozano es especial porque se celebra desde hace casi 20 años.

El presidente de la Asociación de Nabateros de la Galliguera, Pedro Borau, afirma que “es una pena cancelar este evento, pero por las circunstancias hay que tener precaución y mantener adecuadamente las medidas de seguridad”.

Sin embargo, esta agrupación ha querido organizar varias actividades para seguir recordando esos años. La primera de ellas será el 24 de abril y consistirá en un pequeño acto donde se colocará una nabata en Murillo de Gállego. Esta balsa se ubicará en el camino de acceso al río con la intención de que sirva de recordatorio de este antiguo oficio y para que la gente que se acerque a esta zona conozca un poco la historia de las nabatas, su fabricación y el descenso que se realiza anualmente. “La gente es curiosa y suele preguntar por nuestro oficio, pero lo que realmente hay que poner en valor es esta zona”, comenta Borau.

La segunda actividad se desarrollará el 25 de abril a las 11.00 horas y consistirá en la colocación oficial de la nabata. Todos están invitados a participar en estos actos conmemorativos.

Print Friendly, PDF & Email