Teodoro Corchero: “Ojalá nunca la soledad se convierta en una pandemia”

Teodoro Corchero, presidente de Coapema

Teodoro Corchero Polanco, perteneciente a la Unión de Jubilados y Pensionistas UGT-Aragón en Teruel, ha sido designado como nuevo presidente de la Comisión Permanente del Consejo Aragonés de las Personas Mayores (Coapema) para el periodo de 2021 a 2024.

Su trayectoria profesional ha estado ligada a la Administración Central. Actualmente, tras su jubilación y desde su presencia en la entidad, centra sus esfuerzos en la defensa del bienestar de las personas mayores.

Pregunta.- En la anterior Comisión Permanente ejerció de vicepresidente. ¿Por qué decidió ocupar la Presidencia en la Comisión actual?
Respuesta.- En Coapema cada tres años se hace una renovación de su Comisión Permanente. Decidí presentarme porque creía que podía aprovechar mi experiencia anterior en lo que es mi objetivo y el objetivo de todo Coapema: trabajar por, para y en beneficio de las personas mayores. Además, siempre hay cosas que hacer y aspectos que renovar.

P.- La soledad es algo que la pandemia ha traído consigo y afecta notablemente a las personas mayores. ¿Cómo puede paliarse este problema endémico?
R.- Cuando hablo del Covid, me viene a la mente que ojalá nunca la soledad se convierta en una pandemia. Al ver que en las noticias aparece un caso de fallecimiento en soledad, yo siempre digo que eso, lamentablemente, es la noticia, la realidad triste es el tiempo que pasó desde que la persona se sintió sola hasta que terminó muriendo. Este problema se puede paliar de una manera muy sencilla; siendo la sociedad generosa, dando apoyo y cariño a sus mayores. En Coapema, además, desarrollamos hace tres años el proyecto ‘Abandonando la soledad’ para seguir trabajando en una labor silenciosa, pero importante.

Coapema centra sus programas formativos en la digitalización para revertir la brecha digital que afecta a las personas mayores

P.- ¿Falta concienciación social de cara a las personas mayores y sus necesidades?
R.- Lo que hace falta, más que concienciación social, es una acción continuada. Cuando aparece el titular en prensa, todos estaríamos dispuestos a hacer lo que hiciera falta, el problema es la continuidad o permanencia en el tiempo. Eso es competencia de las asociaciones como Coapema o de los servicios sociales de las administraciones, que deben llevar esa concienciación. De lo que no cabe duda es de que algo que falta siempre para llevar a cabo las acciones pertinentes es la financiación.

P.- La actividad social se ha resentido con la Covid, sin embargo, desde Coapema han sacado adelante proyectos como ‘Mayores activos en casa’ que han tenido gran repercusión. ¿Qué se ha conseguido con ello?
R.- Este canal lleva funcionando tres años, aunque ahora se ha desarrollado y se ha potenciado muchísimo. Intentamos, ahora que los mayores no pueden salir como antes, que desde casa tengan acceso a información, formación y entretenimiento. En este espacio se desarrollan temas variados, y todos los días se puede conectar uno libremente desde su ordenador de forma gratuita. Afortunadamente, alguien tuvo la idea de crearlo porque ha sido muy beneficioso para las personas mayores y tiene un gran número de seguidores.

Teodoro Corchero cataloga la ley de la Dependencia como la más importante que ha aprobado la democracia

P.- Los cursos formativos son otro de los puntos fuertes de Coapema y la digitalización siempre suele estar presente en las programaciones, pero muchos han tenido problemas para gestionar de manera online la autocita de vacunación contra la Covid-19. ¿Hay que seguir avanzando en este sentido?
R.- Es algo que tenemos asumido desde hace mucho tiempo. Coapema en este sentido desarrolla el programa ‘Aulas itinerantes’. Las primeras actividades organizadas se centraron en algo tan elemental como aprender a manejar un móvil, aunque poco a poco hemos ido avanzando. Creo que es imprescindible que los mayores aprendan, y aunque tengan dificultades, los mayores deben aprender a manejar, por ejemplo, un cajero automático, porque la sociedad les está obligando a hacerlo.

P.- Desde la organización que preside no solo defienden los intereses de las personas mayores, sino que también toman partido en las decisiones que les atañan. ¿Qué grado de participación ejercen con las administraciones y otras entidades?
R.- Nosotros formamos parte del Consejo Estatal de las Personas Mayores, y en Aragón formamos parte del Tercer Sector, donde están las entidades más importantes sin ánimo de lucro que desarrollan una labor importantísima. Ahora tenemos reuniones habituales para tener opción a los fondos comunitarios que llegarán para colectivos vulnerables, como somos nosotros, y que queremos aprovechar para ejecutar magníficos proyectos. Además, la relación con el Gobierno de Aragón, y fundamentalmente con el IASS, es muy fluida; la Administración aragonesa siempre ha estado muy dispuesto a escuchar la opinión y las demandas de Coapema.

El presidente de Coapema considera que el sistema sanitario tiene que estar protegiendo absolutamente al mayor

P.- Una constante es la reclamación de pensiones dignas y ayuda a la dependencia. La última noticia en esta materia es que el Gobierno Central distribuirá a las comunidades más de 283 millones de euros precisamente para la dependencia. ¿Los mayores necesitan más ayudas de este tipo?
R.- Para mí la ley de Dependencia es la más importante que ha aprobado la democracia, con lo cual en todas las actuaciones que sean necesarias para la reivindicación de la dependencia, Coapema siempre estará apoyándolo. Respecto a las pensiones, los mayores reivindicamos algo que es nuestro apoyo, por lo que subsistimos; pensiones que fueron no hace mucho el soporte y el sustento no solo de los mayores, sino también de muchas familias. Por todo ello creo que las pensiones necesitan ser respaldadas e incrementadas, siempre para lograr unas pensiones justas.

P.- ¿Cuáles son los aspectos que influyen directamente en el bienestar de los mayores y cree que deberían experimentar una mejora o corrección inmediata?
R.- Como consecuencia del paso de la vida, nuestra salud se deteriora. Con ello quiero decir que el sistema sanitario tiene que estar protegiendo absolutamente al mayor, por lo que el aumento de los presupuestos en la Sanidad pública debe ser prioritario. Para mí no es cuestión de invertir, sino de atender; y la atención es algo a lo que se tiene derecho. Defiendo los servicios públicos en toda su amplitud porque son aspectos que ayudan al bienestar de los mayores.

Print Friendly, PDF & Email

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies